• Comenzó el pulso para definir quien ocupará la Presidencia del Congreso – RCN Radio

    Se cree que el Centro Democrático presidirá la mesa directiva en el primer año.

     

    Los partidos políticos ya designaron los compromisarios que serán los encargados de definir la conformación de las mesas directivas del Congresoy de cada una de las Comisiones Constitucionales.

    Ellos dirán qué colectividades ocuparán la Presidencia del Senado de la República durante los próximos cuatro años.

    Se prevé que sea el Centro Democrático el que ocupe ese cargo a partir del 20 de julio y durante todo el primer periodo legislativo, tras haberse consolidado como la bancada más fuerte y numerosa en las elecciones parlamentarias.

    Además, según dicen algunas fuentes, es lógico que un presidente del Congreso uribista sea el que le ponga la banda presidencial a Iván Duque el próximo 07 de agosto, día de su posesión.

    También se espera que en la Cámara de Representantes sea el Partido Liberal, que logró las mayorías en esa corporación y se consolidó como la segunda bancada más fuerte y numerosa, el que tenga la Presidencia en el primer año.

    Los compromisarios también deberán definir los partidos que ocuparán las presidencias y vicepresidencias de cada una de las Comisiones, además de la representación en las Secretarias de Senado y Cámara.

    La primera reunión será el próximo 13 de julio y antes del día 20 tendrán que estar listos los acuerdos.

    Estos serán los compromisarios de los partidos de la coalición:

    Cambio Radical: Antonio Guerra, Rodrigo Lara, Antonio Zabaraín y Carlos Abraham Jiménez.

    Partido Liberal: Lidio García, Luis Fernando Velasco y Rodrigo Villalba.

    Partido Conservador: Efraín Cepeda, Juan Diego Gómez, Esperanza Andrade y David Barguil.

    Centro Democrático: Álvaro Uribe, Mario del Rosario Guerra, Ernesto Macías, Paola Holguín.

    Partido de la U: Roosevelt Rodríguez, José David Name, Roy Barreras, Andrés García Zuccardi, Germán Hoyos y Eduardo Pulgar.

    Los partidos que anunciaron que le harán oposición al presidente Duque, también tendrán que reunirse para definir un vocero y los nombres que estarán conformando parte de las mesas directivas de las dos corporaciones.

  • Implementación del Acuerdo padeció por el ritmo del Congreso – El Colombiano

    Ayer concluyó el plazo estipulado por la convocatoria a sesiones extra en el Congreso de la República y solo hasta el 20 de julio asumirán los senadores y representantes electos en las últimas elecciones parlamentarias. El tiempo se cumplió y la reglamentación del Acuerdo de paz se quedó en camino.

    Precisamente en las últimas semanas, con sesiones extra incluidas, en esa corporación se intentó sacar adelante la implementación de varios puntos del Acuerdo. Sin embargo, apenas se logró avanzar en la reglamentación de la Justicia Especial para la Paz, con profundas modificaciones impuestas por el Centro Democrático, que, luego del triunfo de Iván Duque en las presidenciales, hace gala de su fuerza política.

    Según el seguimiento, con corte el pasado 27 de junio, que hizo la Corporación Viva la Ciudadanía, de 10 proyectos que se discutieron, solo el del sometimiento a la justicia de bandas criminales y el procedimiento de la JEP, lograron ser aprobados.

    No se corrió la misma suerte con las circunscripciones especiales transitorias de paz, el sistema catastral multipropósito, la adjudicación de baldíos en reserva forestal, tratamiento penal diferenciado para pequeños cultivadores, reglamentación del acto legislativo (regalías), reforma a la ley 152 de 1994 (plan de desarrollo), adecuación de tierras y comisiones constitucionales.

    Para Imelda Daza, de Voces de Paz, la tarea del Congreso se resume en un año de duración que se le dio al fast track “y que en los primeros seis meses se pudo avanzar en varios puntos, pero que los otros seis años no tuvo ningún avance”.

    Agrega la excandidata a la vicepresidencia por el partido de Farc, que a pesar de la aprobación del blindaje jurídico del Acuerdo, el estatuto de la oposición, la constitución del partido político de Farc y la Justicia Especial de Paz, también quedaron en el tintero temas como la reforma política, las circunscripciones de paz.

    “De los cinco puntos de los acuerdos de paz no se ha implementado nada. Eran cerca de 24 proyectos de ley que se debieron aprobar con el fast track, pero no se cumplió. Todo coincidió también con un año electoral, pero creemos que el primer pronunciamiento de la Corte Constitucional sobre los derechos del Congreso sobre este tipo de leyes frenó todo, porque a partir de ahí partidos como el Centro Democrático y Cambio Radical, se dedicaron a no aprobar nada y a colgarle a cada artículo de a 10 o 15 propuestas”, dijo Imelda.

    Paola Holguín, senadora del Centro Democrático coincide en que las votaciones legislativas y presidenciales tuvieron que ver con el ritmo de aprobación de algunos de los puntos sobre los acuerdos de paz, pero también cree que los cuestionamientos de la ciudadanía sobre los elementos del acuerdo se sintió en el Congreso de la República.

    “Hay que tener en la cuenta el resultado del plebiscito, también la decisión de la Corte sobre la potestad del Congreso con los acuerdos de paz y el desgaste del Gobierno. Todo influyó”, explicó la senadora.

    Otra mirada tiene el senador del partido Conservador, Juan Diego Gómez, quien cree que también se perdió ritmo en el congreso con el cambio de ministro de Interior.

    “con la transición en el ministerio, cuando sale Juan Fernando Cristo y entra Guillermo Rivera, al Gobierno le queda grande la agenda legislativa de paz”, aseguró el congresista.

  • El origen y desarrollo de la JEP es inmoral, inconstitucional e ilegal

    Bogotá D.C, 27 de junio de 2018

    Me declaré impedida para participar en la votación de la JEP, porque mi intención siempre ha sido derogar este tribunal, no obstante, quiero dejar como constancia las siguientes reflexiones:

    1. Considero que el origen y desarrollo de la Justicia Especial para la Paz es inmoral, inconstitucional e ilegal.

    Inmoral, porque nace de un pacto entre la élite corrupta de Santos y la élite de las FARC, que a través del acuerdo de La Habana buscaron no una paz estable y duradera sino la claudicación del Estado.

    Inconstitucional, porque creó un supra tribunal por fuera del sistema judicial establecido constitucionalmente, y conformado por magistrados que fueron posesionados sin ningún marco y con claros sesgos ideológicos.

    Como reza en El Talmud “desgraciada la generación cuyos jueces merecen ser juzgados”.

    Ilegal, porque desconoce, el resultado del plebiscito del 2 de octubre de 2016, donde los colombianos mayoritariamente dijeron no al Acuerdo de La Habana, y los pasados comicios de los meses de mayo y junio que eligieron a un gobierno que se comprometió a hacer ajustes a ese Acuerdo.

    En una democracia, es fundamental el respeto a la Constitución y a la Ley, siempre pensando en el propósito que estas deben cumplir, establecer unas claras reglas de juego, castigar el delito y disuadir a la comunidad para que no delinca.

    Que mal ejemplo se da cuando la ley no es igual para todos, cuando el delincuente es premiado en vez de castigado, y el ciudadano de bien, se ve sometido y humillado por quien ha sido su victimario.

    1. Soy absolutamente respetuosa d las decisiones de mi partido, el Centro Democrático, se que se está luchando por el mal menor, por eso considero fundamental el debate sobre el tema de la extradición que no debe ser negociado al capricho de una narco estructura, y la idea de que nuestros Militares y Policías no puedan ser juzgados como iguales por un tribunal creado al antojo los criminales de las FARC a quienes durante décadas combatieron con honor y gloria.

    Yo fui educada en un hogar donde me enseñaron que las damas de tanto ceder y ceder, damas dejan de ser, no permitamos que le ocurra lo mismo a la justicia, a la democracia y al Estado de Derecho, la búsqueda de los consensos no puede pasar por encima de las convicciones y el sentido de Patria.

    (Fin)

  • Paola Holguín: el valor de lo bien hecho – IFM Noticias

    COLOMBIA. Comienza en el país una nueva etapa política que llena de esperanza a los colombianos. Con el triunfo de Iván Duque como presidente de Colombia, el Partido Centro Democrático obtiene su premio al trabajo serio, disciplinado y dedicado de sus bancadas, las mismas que comenzaron un arduo trabajo hace cuatro años, como respuesta a la incertidumbre en la que se vio sumido el país. Entre estas personas de altas calidades está Paola Holguín, la senadora que logró en las pasadas elecciones del 27 de marzo, la segunda votación más alta del Centro Democrático, detrás de la alcanzada por el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, el más votado de la historia.

    Cuando se acerca la fecha para la instalación del nuevo Congreso, se animan las conversaciones interpartidistas para buscar conformar las mesas directivas, y justo es Paola Holguín quien suena ampliamente para ser la primera presidenta del Congreso en la próxima legislatura o la presidenta de la Comisión Segunda, en caso que el expresidente Uribe sea elegido y acepte la presidencia del Senado.

    Justo en este vital momento de discusiones políticas, el nombre de Paola Holguín sería quizás el más meritorio para alcanzar alguno de los puestos de honor, porque ha hecho méritos desde siempre y ha asumido sus responsabilidades con altura, de cara al país y de manera transparente; todo lo que los colombianos desean de sus líderes y dirigentes.

    El 12 de noviembre de 1973 la familia conformada por don Frank Holguín Ortiz y  doña Marta Ligia Moreno Montoya, veían cómo llegaba a su hogar la felicidad encarnada en la pequeña Paola. Sin que nadie lo supiera, el 12 de noviembre sería una fecha conicidencial que se cruzaría en su futuro. Ese día se celebra en México el Día del Libro, un país en que terminaría viviendo y trabajando en un momento importante de su vida y que exalta además una de sus grandes pasiones, como lo es la lectura.

    De pequeña, a los cuatro años, Paola comenzó a conocer el mundo de la política cuando apenas estaba aprendiendo a hablar. Para entonces ya acompañaba a su padre en las correrías por todo el departamento de Antioquia cuando don Frank desempeñaba su actividad política desde la huestes del Partido Liberal. Con él aprendió a conocer el país, desde una visión de justicia, libertad y bienestar de sus ciudadanos, como la búsqueda del ‘deber ser’ de la actividad que servir con humildad y servicio, deliberando y respetando las ideas para buscar soluciones a los problemas comunes.

    Justo por esos mismos años de infacia, doña Marta Arango había creado el Cinde, la Fundación Centro Internacional de Educación y Desarrollo Humano, que abría sus puertas con un programa de guardería novedoso denominado ‘Parent-Child Toy Lending Library’. Su madre, Marta Ligia, decidió acudir donde la señora Arango para que comenzara su kínder en la novedosa institución. Allí en el Cinde, ya en uso de buen retiro, varias de quienes fueron sus profesoras recuerdan a aquella niña que caminaba inquieta por los jardines, motivada por la curiosidad y la naturaleza.

    Al pasar los años, Paola estudió con las monjas Carmelitas, quienes jamás olvidan su destreza y cómo se fue formando en conocimiento y disciplina, desde que entró a estudiar en primero de primaria y hasta retirarse en el séptimo grado del colegio de Nuestra Señora del Carmen. Luego, en el colegio de la Universidad Pontificia Bolivariana, culminó sus estudios cuando el colegio de UPB ya había sido trasladado del centro de la ciudad en la avenida la Playa, para el campus universitario de Laureles en donde la biblioteca fue uno de sus sitios favoritos. Allí se graduó el 7 de diciembre de 1990 con mención de honor por ser la mejor bachiller en medio de los aplausos de sus compañeros.

    Destacada como la mejor alumna, optó por continuar en aquel centro educativo, pero con sus estudios universitarios. Allí, en medio de los quioscos a los que llamaban ‘cais’, al lado del la cancha de sóftbol, con la cafetería de doña Ruth y de ‘el Mono’ como testigos, fueron los salones del edificio TAC  los que sirvieron de escenario de su formación como comunicadora social y periodista, cuando el mítico Carlos Mario todavía era el secretario de la facultad.

    En sus años universitarios, Paola se destacó dentro de su promoción. Siempre buena compañera y buena alumna. Entre sus profesores, Juan José García Posada, Samuel Arango, Gildardo Lotero entre otros, que forjaron desde el ejemplo y el análisis crítico, su formación. Luego fortalecería su inquietud académica realizando la maestría en Estudios Políticos con énfasis en Economía y Desarrollo en la misma universidad, para después realizar estudios de maestría en Seguridad y Defensa Nacional en la Escuela de Guerra de Bogotá y estudios en Políticas y estrategias de seguridad y defensa y de terrorismo y contrainsurgencia en el Centro de Estudios Hemisféricos de Seguridad y Defensa de la Universidad de Defensa en Washington.

    Paola Holguín es una mujer simple y descomplicada, ama la lectura y da la vida por un buen café. Hace algunos años perdió a sus padres y vive por sus hermanos, Marcela y Juan Sebastián y por su cuñada Catalina. En su vida familiar, Paola es reservada, tranquila y amorosa. Está casada con Colombia, lo dice y lo repite incansablemente cuando le preguntan por su estado civil; y es verdad. Se deja la piel por el país.  Su hermana Marcela tiene dos perros, Mailo y Tokio, a quienes quiere como suyos. Tiene tres ahijadas, dos de bautizo y una de confirmación, y como buena madrina, vive pendiente de ellas.

    Si existe una persona que demuestre la frase que tanto repitió el expresidente Uribe de “trabajar, trabajar y trabajar,” esa es Paola. Ella trabaja de lunes a domingo sin descanso, y cuando descansa lo hace trabajando en lo que más le gusta: estar en la calle con la gente, escuchando las necesidades y pensando en cómo ayudar a solucionarlos.

    Paola ha vivido intensamente. Su juventud es al tiempo sinónimo de experiencia y no es para menos. Durante varios años fue docente de las universidades Pontificia Bolivariana y Eafit en Medellín así como conferencista internacional. Fue asesora de la Presidencia de la República de Colombia, durante el Gobierno del expresidente Álvaro Uribe Vélez en sus dos gobiernos. Fue encargada de asuntos políticos de la Embajada de Colombia en México entre 2008 y 2009; consultora de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) en temas de seguridad y justicia, para iniciativa Mérida; asesora de la Presidencia de los Estados Unidos Mexicanos, durante el gobierno del expresidente Felipe Calderón Hinojosa entre los años 2011 y 2012.

    Paola vivió en México. Allí fue consultora en seguridad para México y Argentina. Actualmente, se desempeña como senadora de la República de Colombia como parte de la bancada del Centro Democrático y reelecta como senadora de la República 2018-2022 con la segunda mayor votación.

    Es precisamente en el Senado en donde en los últimos años ha contribuido a que el Centro Democrático se haya afianzado como una bancada ordenada y disciplinada, ejerciendo una oposición responsable con el país y propositiva con los intereses nacionales y en contra de los corruptos y mermelados. Tal es así, que impulsó hasta donde pudo, el Proyecto de Acto Legislativo 003 de 2015 Senado, por medio del cual se reformaría la Constitución política del Colombia, en lo relativo a la remuneración de los miembros del Congreso de la República, conocido por los medios de comunicación nacionales, el del congelamiento de salarios de los parlamentarios. Latimosamente, pudo más en esa oportunidad la mayoría mermelada que no fue capaz de dar el paso responsablemente con las finanzas del país.

    Su actividad en el Congreso ha sido dinámica. Paola Holguín impulsó el Proyecyo de Ley 119 de 2017 Senado: “POR LA CUAL SE DICTAN DISPOSICIONES PARA EL SOMETIMIENTO Y ACOGIMIENTO A LA JUSTICIA DE MIEMBROS DE ORGANIZACIONES CRIMINALES, QUE CONTRIBUYAN DE MANERA EFECTIVA A LA CONSECUCIÓN DE LA SEGURIDAD Y LA CONVIVENCIA EN LOS TERRITORIOS”, fue coautora del Proyecto de Ley 191 de 2016 Senado, 086 de 2016 Cámara: “POR MEDIO DEL CUAL SE ESTABLECE LA ENTREGA DE INFORME ANUAL SOBRE EL DESARROLLO, AVANCE Y CONSOLIDACIÓN DE LOS ACUERDOS COMERCIALES SUSCRITOS POR COLOMBIA”; que se convirtió en Ley de la República siendo ahora la Ley 1868 de 01 de septiembre de 2017.

    Fue también responsable en la coautoría del Proyecto de Ley 131 de 2016 Senado, 110 de 2015 Cámara: “POR MEDIO DE LA CUAL SE MODIFICA LA EDAD MÁXIMA DE RETIRO DE LAS PERSONAS QUE DESEMPEÑAN FUNCIONES PUBLICAS DE MODO, SU INCLUSION EN EL PLAN DE BENEFICIOS Y SE DICTAN OTRAS DISPOSICIONES”, convertido en  Ley de la República como la Ley 1821 del 30 de diciembre de 2016.

    Paola Holguín ha ejercido el control político de manera honorable. Quizás uno de los debates más importantes y a su vez más recodados, el que hiciera en la Plenaria, a la Cancillería, por su posición cómplice con la dictadura de Venezuela; sin contar los más de 15 debates que realizó en la Comisión II, en la que se tratan los temas de política internacional, defensa nacional y Fuerza Pública; tratados públicos, carrera diplomática y consular; comercio exterior e integración económica; política portuaria, relaciones parlamentarias, internacionales y supranacionales; asuntos diplomáticos no reservados constitucionalmente al Gobierno, fronteras, nacionalidad; extranjeros, migración, honores y monumentos públicos, servicio militar, zonas francas y de libre comercio y contratación internacional.

    La inquietud de Holguín pasa, además, por haber escrito dos libros, uno publicado por la editorial Norma dedicada a quien admira por sus principios y valor, en el que muestra la verdadera esencia del expresidente Álvaro Uribe, en el texto titulado Uribe, de carne y hueso y otro libro titulado Del escritorio del presidente.

    Si existe la justicia, el país merece en la presidencia del Senado a Paola Holguín con la certeza de que su labor impulsará la actividad legislativa con dignidad y honor, en un país que tanto necesita de personas que encarnan el valor de lo bien hecho.

    ____

  • DUQUE PRESIDENTE – LA HORA DE LA VERDAD

    Hace noticia en La Hora de la Verdad, Paola Holguín, senadora por el Centro Democrático, quien habló de la victoria de Iván Duque en Antioquia.

    Holguín explicó que Antioquia aportó 1.844.027 votos a favor de Iván Duque en esta segunda vuelta, aunque lamentó haber perdido en cinco municipios del Departamento: Apartadó, Chigorodó, Murindó, Vigía del Fuerte y Segovia.

    Afirmó que Gustavo Petro y sus seguidores debes aceptar que perdieron, que los colombianos le dijeron no al odio de clases y a las agresiones. “Uno escuchándole esos gritos de odio, más gracias le da a Dios por haber derrotado a Gustavo Petro en las urnas”.

    La Senadora también agradeció al ex Presidente Álvaro Uribe Vélez y al ex ministro y director de La Hora de la Verdad, Fernando Londoño Hoyos, pues considera que son parte fundamental de la victoria de Iván Duque con la creación del Centro Democrático hace 4 años. “Este partido que ustedes montaron tiene solo 4 años y ya tiene presidente”.

    Agregó que los colombianos están cansados de un presidente alcahueta con las FARC y un presidente que hablaba de un país que no existía, por eso la alegría de Colombia con la Presidencia de Iván Duque.

     

Page 2 of 28512345...102030...último »