• El origen y desarrollo de la JEP es inmoral, inconstitucional e ilegal

    Bogotá D.C, 27 de junio de 2018

    Me declaré impedida para participar en la votación de la JEP, porque mi intención siempre ha sido derogar este tribunal, no obstante, quiero dejar como constancia las siguientes reflexiones:

    1. Considero que el origen y desarrollo de la Justicia Especial para la Paz es inmoral, inconstitucional e ilegal.

    Inmoral, porque nace de un pacto entre la élite corrupta de Santos y la élite de las FARC, que a través del acuerdo de La Habana buscaron no una paz estable y duradera sino la claudicación del Estado.

    Inconstitucional, porque creó un supra tribunal por fuera del sistema judicial establecido constitucionalmente, y conformado por magistrados que fueron posesionados sin ningún marco y con claros sesgos ideológicos.

    Como reza en El Talmud “desgraciada la generación cuyos jueces merecen ser juzgados”.

    Ilegal, porque desconoce, el resultado del plebiscito del 2 de octubre de 2016, donde los colombianos mayoritariamente dijeron no al Acuerdo de La Habana, y los pasados comicios de los meses de mayo y junio que eligieron a un gobierno que se comprometió a hacer ajustes a ese Acuerdo.

    En una democracia, es fundamental el respeto a la Constitución y a la Ley, siempre pensando en el propósito que estas deben cumplir, establecer unas claras reglas de juego, castigar el delito y disuadir a la comunidad para que no delinca.

    Que mal ejemplo se da cuando la ley no es igual para todos, cuando el delincuente es premiado en vez de castigado, y el ciudadano de bien, se ve sometido y humillado por quien ha sido su victimario.

    1. Soy absolutamente respetuosa d las decisiones de mi partido, el Centro Democrático, se que se está luchando por el mal menor, por eso considero fundamental el debate sobre el tema de la extradición que no debe ser negociado al capricho de una narco estructura, y la idea de que nuestros Militares y Policías no puedan ser juzgados como iguales por un tribunal creado al antojo los criminales de las FARC a quienes durante décadas combatieron con honor y gloria.

    Yo fui educada en un hogar donde me enseñaron que las damas de tanto ceder y ceder, damas dejan de ser, no permitamos que le ocurra lo mismo a la justicia, a la democracia y al Estado de Derecho, la búsqueda de los consensos no puede pasar por encima de las convicciones y el sentido de Patria.

    (Fin)

Comments are closed.