• Gobierno y Fiscalía aportaron al proyecto de paz con Bacrim – El Colombiano

    La elaboración de un borrador de proyecto de ley para el sometimiento y acogimiento de organizaciones criminales, como “La Oficina” y “El Clan del Golfo”, no se hizo en la clandestinidad. Actas a las que tuvo acceso EL COLOMBIANO, confirman que se trató de una iniciativa de la Alcaldía de Federico Gutiérrez Zuluaga, ejecutada a través de su Secretaría de Seguridad y Convivencia. La discusión fue tan abierta, que en ella participaron representantes de entidades del gobierno de Juan Manuel Santos Calderón y del fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez Neira.

    Una de las personas que estuvo en esas reuniones fue Paola Holguín Moreno, senadora del Centro Democrático. Ella confirmó que Jorge Gaviria, asesor de la Secretaría de Seguridad, que dirigía Gustavo Alberto Villegas Restrepo, le envió hace dos semanas para su consideración el borrador del proyecto de ley, que, para el caso de Medellín, pretende lograr el sometimiento de 90 cabecillas de “La Oficina” y del “Clan del Golfo”.

    “Un gran proyecto”, fue la expresión que lanzó la legisladora al ser consultada sobre el asunto. Y como prueba de su compromiso, afirmó que ella estaba dispuesta a dirigir el trámite en el Congreso de la República.

    Según Holguín Moreno, para volver realidad lo que hoy está en anteproyecto, “nosotros estábamos explorando dos opciones. Una, es que lo puede presentar el Gobierno Nacional por fast track, porque eso fue un mandato que se abrió en el acuerdo de La Habana. Y la otra, era presentarla con un grupo de parlamentarios, que por eso también fui a la reunión, porque a mí me interesaba liderar el proyecto”.

    EL COLOMBIANO: ¿Cómo le llegó el proyecto?
    Paola Holguín Moreno: “Me enviaron el borrador, porque me habían comentado que se iba a hacer el proyecto. Me entusiasmé mucho, porque creo que la única salida que tenemos es buscar el sometimiento a la Justicia de estructuras criminales. Lo analicé y me gustó.

    Lo único que estaba revisando era a ver cómo podía consolidar bien el tema de las penas alternativas con la Fiscalía, porque yo sé que también están al tanto del proyecto”.

    ¿Directamente el Fiscal General de la Nación?
    “Sí, yo creo que era con un encargado del Fiscal General, pero el proyecto se venía trabajando con toda la institucionalidad. Es un proyecto superbueno, porque cuando se hizo el proceso de La Habana se abrió la puerta y se dijo que se tenían que explorar proyectos de sometimiento a la Justicia”.

    ¿Esa institucionalidad está representada por quién?
    “Por el Fiscal, creo que incluso la Defensoría del Pueblo, la Secretaría de Seguridad. A mí me hablaron del proyecto y fui a una o dos reuniones en la Secretaría de Seguridad de Medellín. Esto no fue una cosa extraña, en realidad”.
    Ni fue clandestina…

    “No, no, para nada. De hecho deben estar los registros y actas que se levantaron de las reuniones. Ahí está quiénes asistíamos, cómo tratábamos el tema, lo que mirábamos. Todo debe estar superorganizado”.

    ¿En calidad de qué asistió Mario Gómez?
    “¿Mario Gómez? ¡Para yo acordarme con esta memoria! A mí de nombres me corcha”.

    ¿De la Fiscalía quién iba?
    “Yo sé que iba una persona que era como designada por el Fiscal General. En mi cabeza creo, por instituciones, estaba Defensoría, Fiscalía, Secretaría de Seguridad, pero hubo más”.

    ¿Quién le envió el proyecto?
    “Jorge Gaviria”.

    ¿El hermano de José Obdulio Gaviria Vélez?
    “Sí”.

    ¿Qué le gusta a usted del proyecto?
    “No creo que en Colombia, cada vez que salga una estructura criminal, se deba sentar a negociar el Estado.
    Considero que con el poder de fuego y el innumerable número de estructuras criminales que hay en el país, sobre todo en Medellín y Antioquia, se debe explorar una vía como esta, que es buscar una rebaja de penas a través del sometimiento a la Justicia: vengan ustedes, desmovilícense, entreguen las armas, ayuden a reparar a las víctimas y se les da una rebaja de pena.

    Lo que no creo es que uno se pueda sentar con estructuras criminales a entregarles partidos políticos, curules, plata y que no paguen un solo día de cárcel. No, no, yo creo que la alternativa debe ser: ejerza la fuerza legítima del Estado y abra una oportunidad de sometimiento para los que quieran. Y para los que no quieran, ahí está el imperio de la ley.

    En el proyecto no hay ningún componente político, porque estas son estructuras criminales. Lo que se está buscando es un mecanismo para someterlas a la Justicia, ya sea en forma individual o colectiva.

    A mí me gusta mucho el sometimiento individual. No es lo mismo que a usted un comandante le diga que se van a entregar, a que usted lo haga voluntariamente, porque en este último caso es su decisión personal”.
    ¿En esas reuniones se estimó cuántos criminales se podrían acoger a la ley?

    “Analizamos todas las estructuras criminales de Medellín, las Odín (Organizaciones Delincuenciales Integradas al Narcotráfico) y las más pequeñas. Se pensaba que se desmovilizarían unas 90 personas de 10 Odin, unas de “La Oficina” y otras del “Clan del Golfo”, que entregarían información para desestructurar eso.

    Este modelo de sometimiento tiene que ser nacional, porque no solo en Medellín hay estructuras criminales. Barranquilla, Cali y Bogotá están terribles. Esta ley era la ley marco para el país, porque puede funcionar bien en otras ciudades y departamentos”.

    ¿En esas reuniones hubo algún vocero, emisario o representante de alguna de estas organizaciones criminales?
    “En las que yo estuve, no. Solo había institucionalidad. No sé si en otras asistió alguien de esas organizaciones” .

  • Propuestas para contribuir al programa del Centro Democrático

    1. DESEMPLEO JUVENIL, EDUCACIÓN Y EMPRENDIMIENTO: Mucha juventud, promedio de edad 29 años, desempleo de jóvenes muy alto, entre 17% y 23%. Que todos puedan tener estudios técnicos, tecnológicos o universitarios. Educación relevante al emprendimiento con recursos, Fondo Emprender, aportados por asociación entre Estado y particulares. Con confianza de inversión, de lo contrario al graduarse se tienen que ir del país. Y en reciprocidad educación, en su ausencia la inversión huye porque no avanza en productividad ni en competitividad. Nota: Énfasis en desarrollo de inteligencia artificial -robots, impresoras 3D- Cultura y deporte.

    2. DROGADICCIÓN: Persistente eliminación de casas de vicio, arresto de distribuidores y narcotraficantes. Gobierno liderando programas de prevención y de rehabilitación. Cultura y deporte.

    3. NARCOTRÁFICO: Jamás podrá ser delito conexo con el político. Reformar impunidad concedida en acuerdos con Farc.

    4. PROTECCIÓN DEL BOSQUE Y MEDIO AMBIENTE: Si remuneramos la protección del bosque (Familias Guardabosques), se contribuye a frenar tala, narcotráfico, minería ilegal y también se protegen fuentes de agua.

    5. SALUD: No puede quedar en la impunidad la corrupción en liquidación de Salud Coop y en Caprecom. Se necesita cerrar malas EPSs y clínicas piratas, unas y otras contribuyen a la corrupción. Fortalecer la presencia de cajas de compensación. Simplificar el aseguramiento, o integrar hospitales acreditados con EPSs que llegaren a tener acreditación. Siempre con el subsidio gubernamental a los pobres.

    6. PENSIONES: Insistiremos en nuestro proyecto de permitir que al cumplir la edad de retiro, los cotizantes de menores ingresos puedan obtener la pensión mínima con 800 semanas y les den crédito para pagar el faltante hasta las 1150 semanas. Impulsar los BEPS. Ampliar cobertura y ajustar gradualmente pago a los ancianos pobres para que la cuantía no esté por debajo del ingreso de la línea de pobreza.

    7. JUSTICIA: Una sola corte, de veteranos, mayores de 50, 55 años. Que gocen de reconocimiento público. Magistrados “invisibles”, no conocidos por la ciudadanía, han contribuido a la corrupción. No nos oponemos a que sean vitalicios. Que no sea puente de prebendas sino premio a la carrera judicial, docente, investigativa. Que remplace a la justicia de Farc con los correctivos a la impunidad total.

    8. CONGRESO: Reducido, con congelación salarial por 4 años.

    9. ÓRGANOS DE CONTROL: Un Tribunal que los reúna a todos. Con las condiciones de la única corte de justicia. Eliminar contralorías territoriales.

    10. INVERSIÓN, EMPLEO Y SALARIOS: Eliminar el derroche, el gigantismo estatal, reducir gastos, disminuir impuestos, dar estabilidad de largo plazo a la inversión y a la generación de empleo. Aumentar salarios de manera significativa al tiempo que se reduzcan impuestos. Proteger el sindicalismo de participación, sus figuras como el Contrato Sindical. Menos impuestos, mejor remuneración del trabajo y menos normas laborales demagógicas que ahuyentan la inversión.

    11. AGRO: Devolver la seguridad física, dar seguridad jurídica, puesta en riesgo con acuerdo de La Habana. Apoyar a los pequeños, medianos y grandes productores. Lucharemos para que a la gente honesta y trabajadora del campo no se le quite la tierra.

    12. CONGELAR AVALÚOS Y PAGOS PREDIALES Y CATASTRALES DURANTE UN TIEMPO RAZONABLE Y QUE DESPUÉS LOS AJUSTES SEAN RAZONABLES.

    13. CORRUPCIÓN: Es urgente que se publique el nombre de todo congresista, diputado, concejal o particular que gestione gasto público. El mes pasado radicamos un proyecto en ese sentido, insistiremos en él. Una fuente de corrupción han sido las partidas discrecionales de los presupuestos, que utilizan para pagar favores, sin publicar el nombre del congresista que hace la gestión, lo que encubre el delito cuando este se comete.

    14. INSTITUCIONALIDAD CIVIL: El temor a alzar la voz o llamar la atención de problemas que el Gobierno no quiere oír es latente entre los gremios, porque luego son perseguidos. Debemos devolver la confianza a las instituciones, retomar el diálogo de doble vía con todos los sectores, un verdadero diálogo popular y no discursos libreteados.

    15. EL MAR DE SAN ANDRÉS NO SE ENTREGA

    NOTAS:
    1. Mi larga carrera pública y la controversia generada, no me apartan de la ilusión de luchar contra la corrupción porque he manejado con transparencia y austeridad los dineros del Estado y he sido honesto en mi actividad productiva del sector privado. Hago parte de un grupo de personas mayores que entendemos y compartimos la exigencia de los jóvenes de tener un país con transparencia.
    2. Toda la solidaridad con la oposición de Venezuela hasta que caiga la dictadura y amanezca la democracia.

    Álvaro Uribe Vélez
    Bogotá, Mayo 6 de 2017

    (FIN)

  • Homenaje a Jesús Vallejo

    En Colombia perdimos la democracia, la libertad y un gran escritor…

    lunes, 1 de mayo de 2017

    La represión que se avecina

    Me informó un amigo, con justificada preocupación, que en el centro de Medellín han repartido un panfleto que contiene fragmentos de escritos míos y remata con una incitación a la lucha armada contra la dictadura de Santos y las Farc.

    Hube de responderle que yo asumo la paternidad de mis palabras; que de ninguna manera ellas pueden interpretarse como llamados a la acción violenta, pues por mi modo de ser, mis convicciones y mi formación soy contrario a la misma; y que no puedo garantizar el uso que de ellas hagan los demás, dado que lo que se publica escapa al control de quien escribe.

    La situación actual de nuestro país es inquietante a más no poder. Muchos creemos que el “Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera” (NAF) que se firmó con las Farc está condenado al fracaso y traerá consigo nuevas y quizás más violentas confrontaciones que las que hemos padecido a lo largo de años con motivo de la lucha armada de los guerrilleros marxista-leninistas por tomarse el poder e instaurar un régimen totalitario y liberticida como el que impera en Cuba y parece estar consolidándose a sangre y fuego en Venezuela.

    Como lo señala Plinio Apuleyo Mendoza en un lúcido artículo que publicó “El Tiempo” hace unos días, Colombia vive hoy bajo la amenaza de una bomba de tiempo con la implementación que pretende hacerse del NAF y el rechazo que contra el mismo manifiesta la mayoría de nuestros compatriotas. (Vid. http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/plinio-apuleyo-mendoza/bomba-de-tiempo-proceso-de-paz-en-colombia-82464).

    Hay, en efecto, un clima de zozobra en el ambiente. La esperanza de paz, si es que la hubo en algún momento, se ha desvanecido y lo que la gente teme es el advenimiento de un régimen de terror similar o tal vez más violento que el que hoy padece el pueblo venezolano.

    La implementación del NAF hace probablemente innecesaria la existencia de las Farc como organización subversiva, pues de hecho ya no necesitarán continuar la lucha armada para la conquista del poder.

    El NAF las dota de todos los recursos para ejercerlo desde arriba sin necesidad del apoyo popular. Aspiran a que este se produzca cuando pongan en acción las políticas que se contemplan en ese tenebroso documento, así ellas traigan consigo la ruina financiera del Estado. Pero cuentan también con la posibilidad de poner en ejecución una serie de medidas intimidatorias para acallar a quienes osen interponerse de cualquier modo en su camino de servidumbre.

    Han dicho voceros de las Farc que en La Habana llegaron a acuerdos verbales y probablemente secretos con el general Naranjo para llevar a la práctica lo estipulado en torno de la lucha contra el paramilitarismo, sus vestigios y sus redes de apoyo.

    Este es uno de los capítulos más ominosos del NAF. Ahí se habla de “la persecución de las conductas criminales que amenacen la implementación de los acuerdos y la construcción de la paz”(p. 8).

    Acto seguido, dice textualmente el NAF :

    “Para cumplir con este fin, el acuerdo incluye medidas como el Pacto Político Nacional; la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad; la Unidad Especial de Investigación; el Cuerpo Élite de la Policía Nacional; el Sistema Integral de Seguridad para el Ejercicio de la Política; el Programa Integral de Seguridad y Protección para las Comunidades y Organizaciones en los Territorios, y las Medidas de Prevención y Lucha contra la Corrupción” (id.).

    Todo esto sigue la lógica astuta del “Chapulín Colorado”: está fríamente calculado para poner en cintura a quienes nos opongamos a la revolución que ya está en marcha, orientada, como suelen decirlo los cabecillas de las Farc, a refundar a Colombia.

    Las revoluciones se dejan llevar por la paranoia hasta extremos del todo imprevisibles. Llega un momento en que lo que a primera vista parezca ser inocente e inocuo se torne peligroso y amenazante para quienes las promueven. Entonces, ponen en funcionamiento la máquina del Terror, tal como se vio en la Revolución Francesa y después en sus sucesoras del siglo XX. Es el sistema de gobierno que impera en Corea del Norte, en Cuba y ahora en Venezuela. Hacia allá vamos nosotros.

    ¿Cómo se definen y reprimen las conductas criminales que amenacen la implementación de los acuerdos y la construcción de la paz?

    El NAF nos ofrece algunas pistas cuando menciona las “garantías para prevenir cualquier forma de estigmatización y persecución de dirigentes por motivo de sus actividades políticas, de libre opinión o de oposición” (p. 38).

    La palabra estigmatización es clave para entender el sentido de la represión que se avecina: decir que las Farc son narcoterroristas, reclutadoras y violadoras de niños, farsantes, etc. amenaza la construcción de la paz y genera sospechas que dan lugar a investigación, procesamiento y castigo al tenor del nuevo Derecho punitivo que emerge del NAF.

    Todos los que manifestamos dudas y censuras sobre el estado de cosas que traerá consigo el inmediato porvenir quedaremos entonces bajo la mira del general Naranjo y lo que aprendió en La Habana de sus contactos con el G2 cubano, digno discípulo de la Stasi de Alemania Oriental.

    La represión en Venezuela es obra de los cubanos (Vid. https://www.youtube.com/results?search_query=torturas+a+presos+en+venezuela). El general Naranjo seguirá sus instrucciones para instaurarla entre nosotros.

    Sugiero a mis lectores que observen los siguientes videos de Youtube para que se formen alguna idea del Gulag venezolano y lo que en un no lejano día padeceremos aquí:

    Yo ya estoy viejo y aspiro a estar más pronto que tarde al lado de seres queridos que me esperan en el más allá. He cumplido con advertirles a mis compatriotas los peligros de todo este proceso que se ha llevado a cabo con las Farc desde el momento mismo de su iniciación. No diré una palabra más al respecto, pues estamos bajo una dictadura. Pongo punto final a mis escritos políticos, pues siento que estoy dando con ellos coces contra el aguijón.

    Que Dios nos ampare frente a lo que se ve venir.

  • Miles de personas marcharon en Colombia y dijeron ‘Fuera Santos’

    Todas las marchas iniciaron con un minuto de silencio por las víctimas que dejó la avalancha en Mocoa.

    Bogotá, 1º de abril de 2017 (CD). Miles de colombianos en 22 ciudades del país y en cuatro ciudades del exterior, marcharon este sábado para expresar la preocupación por la amenaza que representa para Colombia los constantes desaciertos e improvisación del Gobierno Santos.

    Esta marcha que contó con el apoyo del Centro Democrático, fue una iniciativa ciudadana que inició con en cada punto de concentración con un minuto de silencio por las víctimas que dejó la avalancha en Mocoa.

    En cada una de las ciudades colombianas en donde se marchó, incluso otras fuera del país, se escuchó como un clamor general la solicitud para que Juan Manuel Santos renuncie a la Presidencia de la República.

    Este pedido ciudadano se deriva por los graves escándalos de corrupción que pesan sobre este Gobierno, su improvisación en la planeación y ejecución de políticas económicas, el deteriorito de la seguridad, su irrespeto a la voluntad popular que mayoritariamente dijo NO en el plebiscito para rechazar los acuerdos con las Farc, entre otros factores que se suman a su bajo respaldo popular.

    Esta marcha se constituye en una evidencia ante el mundo de la realidad colombiana, donde el Presidente Santos viola las leyes y cambia a su antojo la Constitución, respaldado por unas mayorías en el Congreso sometidas.

    En la marcha que se realizó en Medellín, considerada una de las marchas más grandes que se han hecho en esta ciudad, el expresidente y senador, Álvaro Uribe Vélez, pidió a los colombianos que esta marcha se convierta en una reflexión del país que se debe construir para las nuevas generaciones.

    “La crisis de Colombia es honda en lo económico, en lo social, en el riesgo del terrorismo, en el contagio de la dictadura de Maduro en Venezuela y es bueno que todos los que hemos acudido hoy a las calles y las plazas de la patria hagamos una reflexión”, expresó Uribe.

    Indicó que esta marcha también debe extenderse en el tiempo para crear una conciencia ciudadana de lo que se debe apoyar y revocar de los acuerdos con las Farc, de acuerdo a lo que los colombianos votaron el pasado 2 de octubre en el plebiscito.

    “Muchos de los que hemos concurrido hoy a las calles de las ciudades de Colombia, declaramos que queremos que el país le dé oportunidades a los guerrilleros rasos que se han desmovilizado, que les dé generoso apoyo para su reincorporación a la vida constitucional, educación, posibilidades de empleo, de emprendimiento y de familia”, aseguró.

    (FIN)

  • 1 de abril a la calle

    Medellín, 23 de febrero de 2017 (CD). A continuación, la senadora Paola Holguín explica las razones para salir a marchar este 1 de abril.

    “Los ciudadanos vienen movilizándose desde el año pasado en un tema muy importante para Colombia que es la resistencia civil, que no es nada distinto a la defensa de los intereses superiores de la Patria.

    Este año, el 2 de abril se cumple un año de esa primera gran marcha nacional. El 1 de abril, sábado, a las 10 de la mañana de este año, vamos a salir nuevamente a acompañar a los ciudadanos en ese clamor.

    ¿Por qué vamos a salir?

    Vamos a salir en defensa de Colombia, de la democracia y sobre todo de la soberanía popular que este Gobierno quiere burlar.

    Hay un tema muy importante, generalmente las personas dicen ¿marchar para qué?

    Marchar para que el Gobierno entienda que aquí hay una ciudadanía activa, que no se va a dejar engañar, que no va a dejar que le hagan conejo a su voluntad.

    Marchar ¿para qué?

    Para que el mundo vea lo que está haciendo Juan Manuel Santos con los colombianos, con la Constitución, con las leyes y con el resultado del plebiscito.

    Esta marcha tiene además una segunda etapa que va a ser la recolección de firmas para un referendo derogatorio, esto es muy importante, cuando se termine de aprobar en el Congreso la Justicia Especial para la Paz (JEP) y el blindaje de los acuerdos de La Habana, nosotros los ciudadanos, de manera organizada y democrática vamos a recoger firmas. Necesitamos el 5% del censo electoral, que son aproximadamente 1 millón 700 mil firmas para poder derogar los dos actos legislativos: el que blinda los acuerdos de La Habana y el que crea la JEP.

    Esta es la invitación. ¡Los esperamos a todos! El compromiso no es el compromiso de un partido o de unos sectores, es un compromiso de los colombianos que creemos en la defensa de la democracia.”

Page 1 of 1312345...10...último »