• Feliz Navidad y próspero año nuevo

    Este fue un año de enormes retos y dificultades para nuestra democracia, para las instituciones y para la Patria toda, pero en medio de la adversidad, también quedó en evidencia el valor de los Colombianos, su capacidad de lucha y su amor infinito por este suelo.

    Que el milagro de la Navidad y la esperanza de un nuevo año, renueve nuestras fuerzas para luchar por esta gran Nación.

  • Comunicado ante el anuncio del atropello

    El Gobierno pretende engañar a la ciudadanía culpando de la violencia a quienes no aprobamos su acuerdo de impunidad con la FARC.

    Los hechos y mayores riesgos de violencia se deben al abandono de la seguridad, al desmonte de la cooperación ciudadana, a la desmotivación de las Fuerzas Armadas, al crecimiento desmesurado del narcotráfico, a la impunidad concedida a la FARC, a sus disidentes, al ELN, a las más de 3500 bandas criminales.

    El Gobierno no aceptó modificar temas fundamentales para la democracia como son, entre otros: elevar los acuerdos al nivel constitucional, con alcance de Bloque de Constitucionalidad; total impunidad o penas simbólicas, que significan lo mismo, para delitos de lesa humanidad; crear una justicia paralela a la medida de los intereses de la FARC; considerar al narcotráfico como conexo con el delito político, por ende sin sanción doméstica, sin extradición y con elegibilidad política; permitir este derecho -elegibilidad política- a los responsables de delitos atroces sin que hayan cumplido siquiera con las mínimas penas, ni acreditada la reparación de las víctimas; mezclar la necesaria reivindicación de los derechos de la mujer con la controversia de género; desconocer el dolor de secuestrados que no aparecen y de niños que no regresan; someter a los policías y soldados al riesgo de buscar su libertad a través de reconocer un delito no cometido, y negarles una oportunidad judicial para rescatar su honra.

    Los anteriores temas y otros, nos llevan a no aceptar el acuerdo de Gobierno y FARC, no obstante que hemos reconocido que en otras materias hubo avances.

    Fue en vano nuestra insistencia de un Pacto Nacional para acordar las modificaciones. La implementación no permitirá corregir los errores fundamentales, que se constituyen en un mal ejemplo para el futuro del país, y en un estímulo al crimen impune cometido por el ELN, las bandas criminales y otros.

    Y se suma el golpe a la democracia al negar la tantas veces anunciada refrendación popular, que se sustituye por la aprobación del Congreso, asegurada por las mayorías de que dispone el Gobierno. Esta decisión desconoce el triunfo del No, el dos de Octubre, en plebiscito que el Gobierno desequilibró con la reducción del umbral, la elaboración de una sola pregunta, la desventaja de dinero y de publicidad, la presión sobre funcionarios y mandatarios locales, y las amenazas con impuestos y “guerra urbana”.

    El Gobierno prefirió la imposición que divide a los colombianos que el Pacto Nacional que crearía aproximaciones.

    Invitamos a los ciudadanos a persistir en la lucha, que es por el futuro de la democracia.

    Estudiaremos en los próximos días un conjunto de acciones de apelación al pueblo en las calles y en los escenarios de la democracia.

    Bogotá, 23 de noviembre de 2016.

    (FIN)

  • Documento/ Bases de un Acuerdo Nacional de Paz

    Bogotá, 12 de octubre de 2016 (CD). Adjuntamos el documento presentado este miércoles por el Centro Democrático a los delegados del Gobierno Nacional, titulado ‘Bases de un Acuerdo Nacional de Paz’.

    Documento 

  • Frente al resultado del Plebiscito

    Compatriotas:

    El sentimiento de los colombianos que votaron por el Sí, de quienes se abstuvieron y los sentimientos y razones de quienes votamos por el No, tienen un elemento común: todos queremos la paz, ninguno quiere la violencia.

    Pedimos que no haya violencia, que se le de protección a la FARC y que cesen todos los delitos, incluidos el narcotráfico y la extorsión.

    Señores de la FARC: contribuirá mucho a la unidad de los colombianos que ustedes, protegidos, permitan el disfrute de la tranquilidad.

    Queremos aportar a un gran pacto nacional. Nos parece fundamental que en nombre de la paz no se creen riesgos a los valores que la hacen posible: la libertad, la justicia institucional, el pluralismo, la confianza en el emprendimiento privado, acompañado de una educación universal, de calidad, como cabeza de la política social.

    Insistimos en correctivos para que haya respeto a la Constitución, no sustitución; justicia, no derogación de las instituciones; pluralismo político sin que pueda percibirse como premio al delito; política social sin poner en riesgo la empresa honorable.

    La economía del país está en dificultades, que podrían agravarse con los acuerdos, y llegar al punto de que por frenar la confianza de inversion no hubiera los recursos para cumplir lo pactado con la FARC.

    El riesgo de perder el grado de inversión no se evita con más impuestos, en este difícil momento, que empeoren la expansión empresarial y la diezmada capacidad adquisitiva de los pobres.

    Pedimos encarecidamente al Gobierno y al Congreso decisiones de severa austeridad y promoción efectiva de la confianza privada para garantizar el compromiso con la inversión social.

    Con afecto y solidaridad con nuestros soldados y policías, las Fuerzas Armadas de la democracia, pedimos al Presidente Santos y al Congreso, que se permita una alivio judicial que no constituya impunidad.

    Reiteramos nuestro respeto a la libertad, a la intimidad de cada ciudadano y reiteramos la necesidad de estimular los valores de la familia, sin ponerla en riesgo. Los valores de familia, defendidos por nuestros líderes religiosos y pastores morales.

    Pedimos una reflexión a la Comunidad Internacional, queremos contribuir a un Acuerdo Nacional, que nos escuchen las razones. Sabemos que nuestros compatriotas del Sí, al recibir el mensaje de nuestra buena voluntad, nos escucharán y los escucharemos, pedimos lo mismo al Gobierno, a sus negociadores y a la Comunidad Internacional.

    Corrijamos, la Democracia de nuestra Patria ha sido superior a toda la presión oficial para imponer el Sí.

    Colombianos, muchas gracias a todos, a mis compañeros del Centro Democrático, a quienes nos representaron, Óscar Iván Zuluaga, Carlos Holmes Trujillo, Fernando Londoño Hoyos, Plinio Apuleyo Mendoza, Francisco Santos, Juán Gómez M, e Iván Duque Marquez; ha sido un honor adelantar esta tarea con el ex Presidente Andrés Pastrana, el ex Procurador Alejandro Ordoñez. Ha sido muy interesante alimentarnos con los argumentos de Jaime Castro, Rafael Nieto, hijo y papá, José Gregorio Hernández, Hugo Palacios, Hernando Yepes, Juán Lozano, Marta Lucía Ramirez, y de tantos valiosos compatriotas.

    Gracias a todos los luchadores que en las calles y campos agitaron alegremente el No. Debates constructivos con los del Sí nos aumentaron el afecto por los compatriotas y la Patria entera.

    Jóvenes colombianos, comprendemos su ilusión de paz, que hoy sea motivo de reflexión para construirla en la solidez de la libertad, que es lo único que hace posible el avance de la ciencia, también de grados superiores de verdad, a partir de cada aporte.

    En esta campaña nos hemos encomendado a Dios pidiendo luz para los argumentos, le imploramos que no nos deje equivocar en el periodo que nos espera.

  • ¡Colombia Grita No!

    Colombia Grita No es un espacio que busca explicar a los colombianos cada una de las preocupaciones que tenemos frente al acuerdo entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las Farc.

    Los videos se publicaran de lunes a martes a las 7 pm en el canal de Youtube de la senadora Paola Holguín, en ellos los colombianos podrán entender nuestras diferencias con cada uno de los temas.

     

     

     

Page 2 of 1212345...10...último »