• EN NOMBRE DE “LA TOLERANCIA”

    POR: DIANA SOFÍA GIRALDO

    Utilizando la “tolerancia” como justificación que intimida, se está imponiendo la dictadura de las minorías, como norma de conducta en la vida nacional. El espectáculo resulta paradójico.
    Para la muestra unos botones: Los “tolerantes” que defienden con pasión la vida de los toros, se sintieron legitimados para agredir físicamente a los colombianos que disfrutaban la fiesta brava, durante la reapertura de la Plaza de Toros de Santamaría. Frases como: “si quieren sangre que se corten las venas” dibuja el respeto que tienen por las libertades ajenas y por sus pacíficos compatriotas.
    La “paz” y la “tolerancia” fueron empleadas como garrote para imponer los acuerdos con las FARC. Estaba previsto que se someterían a la refrendación de los colombianos. Los convocaron para que expresaran su voluntad en un plebiscito. Votaron. La mayoría dijo que no. Pero unas goticas de “tolerancia” hicieron el milagro de convertirlo en sí.
    Ahora esa misma “tolerancia pacifista” se levanta desde tribunas y medios de comunicación comprometidos, como garrote verbal para acusar a quienes piensan diferente , calificándolos de ignorantes, populistas y hasta de estúpidos amigos de la violencia.
    En nombre de la tolerancia con la población lgtbi se han radicalizado discriminaciones artificiales, cuando los colombianos no acostumbran discriminar a otros por sus preferencias sexuales.
    Empiezan a producir miedo los llamados “líderes de opinión” que, en nombre de “su verdad”, insultan primero y se rasgan después las vestiduras ante la polarización creciente. Parecen no entender que precisamente ellos, con su intolerancia, vienen incendiando al país, hace ya bastante tiempo.
    Este grupo de “tolerantes” que, en nombre de la “paz”, alza la voz para autoelogiar su defensa de los derechos humanos, especialmente los derechos de los niños, hasta ahora se dió cuenta de que las FARC no habían entregado los menores reclutados a la fuerza. Claman “!Oh sorpresa!”. Y se declaran indignados. Será muy interesante escucharlos y leerlos cuando descubran que las FARC aún tienen personas secuestradas. Seguramente esperaran hasta que Humberto de la Calle se pronuncie sobre este tema, como lo hizo con los niños guerrilleros, para ahí sí sentirse autorizados por el Gobierno y proclamar con vibrante energía, su sorpresa y profunda indignación.
    Este sectarismo renaciente está llevando al extremo de convertir cualquier tema sobre el cual existan discrepancias en una poderosa arma contundente, para que los “tolerantes” aplasten a quienes predican la igualdad de los seres humanos, sin excesos ni alborotos. Y si la discrepancia no existe, se la inventan.
    Inclusive cuando alguien se atreve a invocar a Dios, ir a la Iglesia o rezar un padrenuestro, ateos, escépticos y apóstoles de la “tolerancia” rien con sarcasmo o descalifican al creyente, tachándolo de ignorante. Ni siquiera les reconocen a los fieles el derecho de rezarle a Santa Rita de Casia, abogada de imposibles, para que se arrepientan o para que al menos se moderen.Todo esto en nombre de “la tolerancia”
    .
    Tanta “tolerancia” no es, desde luego, un ejercico inocente. Está clara la intención de demoler las instituciones y recortar las libertades, fomentando esta tolerancia entendida al revés, en medio de una sociedad incapaz de defender sus convicciones o, como creen los más pragmáticos, incapaz de tener convicciones que valga la pena defender.

  • Faruk Urrutia se posesionó como senador del Centro Democrático

    “Trabajaremos cuatro meses de día y cuatro meses de noche”: Urrutia.

    Bogotá, 25 de enero de 2016 (CD). Ante el Presidente del Congreso tomó posesión este miércoles el médico cesarense, Faruk Urrutia, en reemplazo de la senadora Paloma Valencia, quien se encuentra disfrutando de su licencia de maternidad.

    “Vamos a respetar todos los postulados del partido, lo que hemos venido defendiendo en todo este tiempo en cuanto a la agenda política del país y representar al departamento del Cesar dignamente en esta nueva tarea que se nos encomienda, con apego a la Constitución y la Ley”, dijo el Senador, quien ocupó el puesto No. 23 en la lista cerrada del Centro Democrático al Senado de la República.

    “Seré un Senador crítico que participará en los temas cruciales del país y del departamento”, manifestó.
    El Senador cesarense se comprometió a hacer control político a los entes territoriales de su región, poner temas en la agenda pública y visibilizar los casos de corrupción.

    “Los recursos públicos son sagrados, no puede haber malversación, la sociedad debe entender que esos son casos aberrantes”, explicó.

    ¿Quién es Faruk Urrutia?
    Político valduparense nacido el 5 de enero de 1976. Es Médico egresado de la Universidad Javeriana, especialista en Gerencia Pública, Gerencia en Salud y Máster en Seguridad Social y MBA.

    Urrutia ha tenido una amplia en el sector público y ha aspirado a cargos de elección popular. Entre su experiencia se encuentra:

    – Director del Centro Democrático en el Cesar.
    – Asesorías Externas a Fiscalía General y Contraloría General de la República (2012 – 2014).
    – Presidente Liquidador Empresa Territorial para la Salud- Colombia. (2011 – 2012).
    – Cónsul Embajada de Colombia en el Sureste Asiático, Malasia, Tailandia, Singapur, Vietnam, Indonesia. (2008 – 2010).

    – Gerente General Empresa Social del Estado ‘Luis Carlos Galán’. (2003 – 2007).

    – Vicepresidente Nacional de Instituto Colombiano de Seguros Sociales (2002 – 2003).

    (Fin)

  • EL PRÓXIMO PRESIDENTE

    Por: Diana Sofía Giraldo

    Empezamos el 2017 en “modo elecciones” y mientras los candidatos en potencia analizan escenarios posibles, incluyendo hasta gobiernos de transición, y planifican entre ellos calculadas jugadas estratégicas, es saludable para la subsistencia misma de la democracia preguntarnos a quién queremos de Presidente y cómo haremos respetar el derecho sagrado del pueblo a elegirlo libremente. ¿Cómo evitar que en nombre de “la paz”, se desconozca la voluntad popular y, por esa vía, se sepulte el sistema democrático?

    Lo sucedido en nuestro país, durante los últimos años nos debe llevar a la reflexión. Necesitamos un Presidente que se sienta colombiano y compatriota de quiénes nacimos en estas tierras; que no subestime la capacidad del pueblo para elegir sus destinos, ni desconozca sus mandatos; que pueda entonar en coro con cualquier campesino de la planicie, la costa, la montaña o la sabana “Ay que orgulloso me siento, de ser un buen colombiano”; que se identifique con los valores institucionales que nos dieron vida como nación y que no menosprecie nuestras convicciones culturales y religiosas: que se relacione con nosotros como conciudadano y no nos menosprecie como súbditos; que gobierne con sujeción a la Constitución y la ley y no de acuerdo a sus propios y particulares intereses; que honre la verdad y la palabra empeñada, respete la separación de poderes y venere la Justicia; que al dar a cada cual lo suyo, pueda acoger a quiénes lo apoyan y a quiénes piensan diferente; que escuche las críticas sin considerarlas “delito de lesa majestad”… en fin, un Presidente que nos una y no uno que nos divida.

    Necesitamos recuperar la confianza en nuestro gobernante, que la palabra recupere su pleno valor y que la verdad no sea reemplazada por la propaganda. Un Presidente que gobierne con el programa con el cual se hizo elegir; que, aunque pueda flexibilizar sus posturas, no haga lo mismo con los principios; que no se divorcie del mandato del pueblo y recuerde siempre que está sujeto a él.

    La tarea del próximo Presidente será titánica. No sólo tendrá que recuperar la confianza de los colombianos en su mandatario, sino que deberá despertarnos la esperanza en un país mejor, invitarnos a la reconciliación real “desde la periferia”. Y si nos atenemos a las investigaciones que se han adelantado por cuenta de algunos precandidatos deseosos de averiguar qué quiere el pueblo colombiano de su próximo Presidente, además del combate sin tregua a la corrupción, sorprende uno de los resultados: Quieren un Presidente que “ tenga temor de Dios”

    Si los candidatos a la primera magistratura, deciden escuchar la voz del pueblo y honrar su mandato, deberían empezar por ser coherentes con lo que piensan, con lo que dicen y con lo que hacen, reconocerse honrados de representar a los suyos en sus creencias, convicciones y valores más arraigados. Reconocer principios superiores y no sentir temor de aplicarlos todos los días de su mandato.

    Colombia reclama hoy, mucho más que un gobernante, un líder espiritual capaz de conectarse con el alma de su pueblo.

  • Algunas Almendras de Corrupción (Parte Dos)

    Índice:

    12. Introducción
    13. SaludCoop y la corrupción denunciada por Cafesalud, su sucesora:
    14. CAPRECOM
    15. SEGURO SOCIAL
    16. DAS
    17. BIOENERGY
    18. INCO
    19. INCODER
    20. INGEOMINAS
    21. CANAL UNO TELEVISIÓN
    22. Temas no mencionados por Santos
    23. Mi familia (Procuraré referirme solamente a mi familia), y algo de mi persona:
    24. Se repite resumen de la lucha contra la corrupción y el derroche durante nuestro Gobierno, que empezó con el cierre de embajadas innecesarias.

    12. Introducción:

    Escribo estas notas dolido por la circunstancia de que alguien de mi Gobierno hubiera recibido sobornos. Me he referido ampliamente al proceso de consulta, contrario al clientelismo, que adelanté para nombrar a Gabriel García Morales, quien además procede de una familia de valores profundos, su padre fue rector de uno de los colegios más respetados de Cartagena. Reitero el pedido de las más drásticas sanciones a alguien de mi Gobierno, partícipe de sobornos. He defendido a mis compañeros perseguidos políticos, caso muy diferente a la corrupción.

    Repetiré al final el resumen de nuestra tarea gubernamental en contra de la corrupción, que se adelantó en la compañía y con el liderazgo del Vicepresidente Francisco Santos.

    13. SaludCoop y la corrupción denunciada por Cafesalud, su sucesora:

    (Tengo todo el respeto por el Ministro Alejando Gaviria)

    El Gobierno Santos, muy en su principio, acusó a mi familia de corrupción en SaludCoop. Mi señora apareció como codueña en publicación de la prensa nacional, sugerida por el Gobierno. Para semejante calumnia se valieron de un homónimo parcial que nada tenía que ver.

    He defendido y promovido siempre al cooperativismo, en el ejecutivo o en las corporaciones de elección popular. Me ha parecido de la mayor importancia su presencia en el aseguramiento y prestación de servicios de salud. Mario Mejía, ya fallecido, Superintendente de Salud, ordenó a SaludCoop devolver al Sistema de Salud más de 600 mil millones de pesos, que en su concepto habían sido desviados en contra de la ley. El Gobierno Santos, en sus inicios, revocó la medida. El Tribunal de Cundinamarca, por fortuna, confirmó la decisión de nuestra administración. Poco después procedieron a intervenirla y recientemente se ordenó su liquidación.

    Me reuní, hace poco tiempo, con el gerente anterior de Café Salud, aseguradora sucesora de SaludCoop. Estuve acompañado por testigos. He explicado en la Comisión Séptima del Senado, en extenso, lo que aquí trato de resumir. En aquella reunión me dijo el gerente que había encontrado entre 80 y 90 contratos, adjudicados por presiones políticas, ordenados por la Presidencia de la República. Le pedí que denunciara, además que acudiera al Congreso. Me contestó que no podía ir porque lo llevarían a la cárcel por incumplimiento de tutelas. Le comenté que podría pedir a la Corte Constitucional un plazo para atender las tutelas. Después supe que salió de la entidad.

    Cualquiera sea el futuro de CafeSalud, que ojalá se despeje favorablemente, el clientelismo contratista en SaludCoop, en liquidación, deja una enorme deuda que afecta seriamente a los hospitales e infiere herida mayor a la reputación de las cooperativas.

    14. Caprecom:

    Tomé la decisión de apoyar el mantenimiento de Caprecom porque juzgué necesario contar con una entidad estatal, del orden nacional, en el aseguramiento y prestación de los servicios de salud.

    El Gobierno actual acusó a Caprecom de haber favorecido a Óscar Iván Zuluaga y a Luis Alfonso Hoyos con la contratación a través de unas cooperativas de Manizales, desde 2002.

    Me di a la tarea de indagar y encontré que entre 2002 y 2007 no existieron contratos con las dos cooperativas acusadas. Entre enero de 2008 y septiembre de 2010 se celebraron contratos, previa invitación pública, por 18,016 millones de pesos y no por 238 mil millones como lo publicaron.

    Caprecom tenía en septiembre de 2010 excedentes acumulados en el Régimen Subsidiado por 47.718 millones, en diciembre de 2012 su déficit era de 1.1 billones de pesos. El patrimonio pasó de un positivo de 35.696 millones en 2010 a un negativo de 767 mil millones en junio de 2015.

    La situación de Caprecom no era fácil, no la dejamos plenamente recuperada pero se manejó con honestidad. Sirvió mucho en Barranquilla, San Andrés y en el Chocó, donde no se por qué razones no salió bien. Hay otras entidades en el cumplimiento de esas tareas como la IPS de la Universidad de Antioquia.

    No se ha querido asumir la investigación del manejo politiquero de Caprecom durante los últimos años, entregada como botín electoral a líderes políticos que apoyan al Gobierno.

    15. Seguro Social:

    Santos me acusa de corrupción en el Seguro Social.

    La politiquería y la corrupción estaban empotradas de vieja data en el Seguro Social. Políticos, algunos sindicatos y presiones de la guerrilla, como lo viví, manejaban una nómina de 33 mil personas.

    Por fortuna transformamos sus clínicas que dejaron de dar malas noticias y que en 2002 requerían un subsidio de 500 mil millones. Sustituimos la Empresa Promotora de Salud por la Nueva EPS, sociedad ajena a la politiquería, cuyos socios son una Fiduciaria del Gobierno y las cajas de compensación familiar. También transformamos la Empresa de Riesgos Laborales, quedó totalmente de propiedad del Estado. En cuanto a pensiones, para enfrentar la problemática del Seguro Social y de Cajanal, entidad bastante desacreditada, procedimos a la liquidación de ambas y a la creación de Colpensiones.

    16. DAS:

    Poco después de mi llegada a la Presidencia propuse su eliminación. Se intentó una reestructuración sin mayores resultados. Dejamos en marcha el proceso que este Gobierno adelantó y culminó con la creación de la Agencia Nacional de Inteligencia. Lo que he conocido del Hacker me obliga a expresar todo el repudio al manejo dado por Santos a esta entidad.

    17. Bioenergy:

    La idea de Bioenergy surgió de la necesidad de contar con energías alternativas por las altas cotizaciones que en aquellos momentos tenía el petróleo, el futuro incierto de los combustibles fósiles, los requerimientos ambientales y el desafío de crear opciones de desarrollo y empleo de calidad en la Altillanura.

    Se concibió como una empresa de Ecopetrol, asociada con particulares, productores de caña en los Llanos Orientales. Ecopetrol también desarrolló una productora de biodiesel, a partir de palma africana, mixta con particulares, en el área de Barrancabermeja.

    Durante nuestro Gobierno se contrató el montaje de Bioenergy y la ejecución ha correspondido al actual. El problema es la diferencia entre el precio inicial y el costo final.

    Ecopetrol declaró desierta una primera licitación en febrero de 2010. En una segunda convocatoria adjudicó el contrato a la empresa española Isolux, en abril de 2010, que hizo un oferta de 138 millones 600 mil dólares. Este Gobierno alegó incumplimientos casi que desde el comienzo, sin embargo, autorizó adiciones, entre septiembre de 2010 y abril de 2014 por 612 millones de dólares.

    18. INCO:

    El sector de obras públicas solicitó la creación del Instituto de Infraestructura, que llevamos a cabo. Pedimos renuncias, declaramos insubsistencias cada que fue necesario. Santos lo acusa de corrupción para justificar la creación de la Agencia de Infraestructura, que no se necesitaba, hace parte de la proliferación burocrática de este Gobierno, habría bastado un ajuste al INCO y el nombramiento de los nuevos funcionarios.

    Ahora se suma al escándalo el préstamo del Banco Agrario a la sociedad adjudicataria de navegabilidad del rio Magdalena, de la cual Odebrecht es líder, por 120 mil millones de pesos, a tasa inferior a la cobrada a los agricultores.

    19. INCODER:

    El Incoder, instituto del sector agropecuario, fue creado en 2003 para reemplazar cuatro entidades que suprimimos en el Ministerio de Agricultura, que eran el Incora, el Inat, el Dri y el Instituto Nacional de Pesca y Acuicultura.

    Gracias a esta reforma se pasó de una nómina aproximada a tres mil funcionarios a cerca de setecientos.

    Santos ha echado reversa y ha creado seis entidades, a saber: Agencia Nacional de Tierras, Agencia de Desarrollo Rural, Agencia para la Renovación del Territorio, Consejo Superior de Uso de Suelo, Consejo Superior de Restitución de Tierras y Dirección de Mujer en el Ministerio de Agricultura.

    Santos, para disimular la triste realidad del Gobierno derrochón, trata de justificar la explosión burocrática en acusaciones de corrupción a nuestro Gobierno.

    20. INGEOMINAS:

    En la misma dirección de desburocratización de nuestro Gobierno, se fortaleció a Ingeominas que remplazó a Mineralco y a Carbocol.

    Ignoro qué motivo invoque Santos para decirnos corruptos en este caso, podría ser por el rechazo de la Contraloría a la decisión de Ingeominas, que ajustó las regalías de acuerdo con los mayores volúmenes de producción, lo cual ha permitido que el País suba a 90 millones de toneladas exportadas de carbón y que se construyan puertos distintos a los que contaminaban la zona turística de Santa Marta.

    Se observa en Colombia un descenso de la minería legal y un ascenso voraz de la minería criminal.

    21. Canal Uno de Televisión:

    Mientras Santos nos acusa de corruptos, ha adjudicado el Canal Uno a un único proponente conformado por amigos y contratistas suyos.

    Nunca pude adjudicar el Tercer Canal de Televisión porque al retirarse varios oferentes solamente quedaba uno, y el Consejo de Estado lo impidió.

    Cómo cambian las reglas y aducen en el Gobierno que lo actual es un contrato de concesión, o de administración o de manejo. En el fondo es lo mismo, el Tercer Canal habría sido solamente concesionario del espectro, que en todo caso es de propiedad de la Nación.

    Lo concreto es que Santos deja el Canal Uno bajo el dominio de sus amigos y contratistas.

    22. Temas no mencionados por Santos:

    Santos, en su memorial acusatorio de corrupción, en contra mía, ignoró temas suyos, interminables siquiera para enunciar, como el contrato de Conecta, vinculado a su Ministro de Comunicaciones, los millonarios contratos de publicidad asignados a una empresa relacionada con un hermano suyo o la toma en arrendamiento del edificio de la revista dirigida por su sobrino.

    23. Mi familia (Procuraré referirme solamente a mi familia), y algo de mi persona:

    Mi hermano está preso por presiones de los abogados de Farc, que utilizaron Santos y Montealegre con el fin de maltratar a mi familia y a mi persona. Mi hermano llevaba 20 años presentándose a la justicia, fue beneficiario de auto inhibitorio, varios fiscales que conocieron el caso no encontraron mérito para proceder en su contra. Seguiremos difundiendo los pormenores de este atropello…

    El problema de mis hijos es que los formé como hombres de trabajo desde su primera niñez. Se han estructurado en lo académico y en lo empresarial.

    Tienen un parecido conmigo: los han acusado de todo.

    Siempre dan la cara. Se atrevieron a contratar a Kroll, auditor forense de la mayor relevancia mundial, para la revisión de la empresa de residuos industriales. El reporte lo tiene la Fiscalía, allí lo presentaron en su defensa porque Santos los ha querido culpar de exportaciones ficticias de chatarra.

    Debe anotarse que una condición que Kroll impone a sus clientes es que si encuentra algo anormal lo tiene que denunciar ante las autoridades nacionales e internacionales. Por fortuna, el reporte sobre la empresa fundada por mis hijos, hoy de muchos socios, es absolutamente favorable, no hay anomalías.

    Invito a los colombianos a preguntar, no a escritores acalorados en mi contra, tampoco a testigos falsos, a preguntar a empresarios correctos del País, de aquellos muchos que conocen a mis hijos, sobre su comportamiento legal y ético.

    La Fundación Primero Colombia, creada hace varios años, que apoya parte de mi actividad pública, nunca pidió dinero durante mi ejercicio en la Presidencia.

    Soy empresario del campo, mi patrimonio está todo declarado, no soy testaferro ni uso testaferros. En el extranjero no tengo bienes, solamente una cuenta bancaria, de monto no significativo, sobre la cual he informado a los colombianos.

    Tengo una empresa agropecuaria y una casa en terrenos de mi suegro. Me asignan propiedades en toda Colombia, unas personas de mala fe, para afectar mi honra, y otras porque piensan que soy buen vecino y desean acreditar bienes en venta. Un ministro me dijo que le habían dado limonada en una finca mía de Bosconia, casi no lo convenzo que estuvo en el lugar equivocado.

    Mi única parcela en los Llanos Orientales es un pedacito del corazón de mis compatriotas llaneros que trato de cultivar. Eso sí, confieso, si tuviera 25 años estaría tratando de montar una ganadería, de intensidad sostenible, en los Llanos. Estaría además explorando cercas vivas, tan escasas en aquella región de la patria.

    Mi casa se llama Hato Chico porque la orden de mi señora era ir a Hato Chico, y lo menos posible a Hato Grande y a las otras casas de la Presidencia. Esto bienes fueron manejados con austeridad y con la misma sobriedad que tenían cuando los recibimos. Les hice los mantenimientos adecuados y en otra ocasión informaré en detalle.

    24. Se repite resumen de la lucha contra la corrupción y el derroche durante nuestro Gobierno, que empezó con el cierre de embajadas innecesarias:

    Nuestra lucha contra la corrupción:

    De candidato a la Presidencia presenté demanda de inexequibilidad contra la práctica de los auxilios parlamentarios.

    Recordé en un debate del Senado que un billón de pesos de partidas regionales se distribuyó en audiencias publicas en los diferentes departamentos. Las presidía el subdirector de Planeación.

    El Referendo de 2003 aprobó la muerte política de los corruptos. Propuso la disminución del Congreso, la eliminación de los auxilios parlamentarios.

    Introdujimos y aplicamos normas de gratuidad de los pliegos; de publicación y discusión de prepliegos para evitar la práctica corrupta de diseñarlos a la medida de algún proponente; de audiencias públicas en licitaciones, aquella que adjudicó la concesión de El Dorado duró semanas y fue televisada; de veedurías comunitarias, etc.

    De Gobernador de Antioquia apliqué con Andrés Uriel la figura de las audiencias públicas en la contratación.

    Reformamos y ampliamos la carrera administrativa. Introdujimos el concurso de notarios y convocamos los concursos de maestros. La promoción de la legalidad era fundamental en el desarrollo de competencias ciudadanas que estimulaba el Ministerio de Educación.

    Más de 450 entidades del Estado fueron suprimidas o reestructuradas. Hubo recorte sustancial de la nómina burocrática y adopción de severas medidas de austeridad.

    Se eliminó casi en su totalidad el robo de combustibles.

    Con el liderazgo del Vicepresidente Francisco Santos, quien dirigía esta política, se creó el portal de contratación para facilitar la publicación de las compras y contratos del Estado.

    No cejaremos en el tema y seguiremos promoviendo propuestas contra la corrupción.

    Montería, 20 de enero de 2017

    Álvaro Uribe Vélez

  • Algunas almendras de corrupción (primera parte)

    Varias almendras: Primera Parte

    Bogotá, 18 de enero de 2017 (CD).

    La impunidad total al terrorismo niega credibilidad a cualquier expresión de luchar contra la corrupción.

    1. Odebrecht:

    He condenado sin vacilación que personas vinculadas a mi Gobierno, como Gabriel García, hubieran sido sobornadas. La Ruta del Sol estuvo siempre asesorada por la Corporación Financiera internacional del Banco Mundial. En el tramo dos participaron tres proponentes, incluso por reclamo de uno de ellos hubo nuevas audiencias públicas, modalidad introducida por nuestro Gobierno para asegurar transparencia.

    A Gabriel García no lo nombré por recomendación clientelista. Pedí candidato para Vice Ministro a la Cámara de Comercio de Cartagena, tal cual lo ha certificado la doctora Silvana Giaimo, quien fuera directora de la entidad. García era ingeniero civil de la Universidad de los Andes con maestría en materias afines en la Universidad George Mason de los Estados Unidos. El Ministro Andrés Uriel Gallego, fallecido, era una persona íntegra. Yo he manejado con pulcritud y austeridad los recursos del Estado, desde la Jefatura de Bienes de Empresas Públicas de Medellín hasta la Presidencia de la República.

    He pedido a la Fiscalía las más estrictas decisiones sobre alguien de mi Gobierno que hubiera recibido sobornos.

    2. Odebrecht y el Gobierno Santos:

    El Gobierno Santos adicionó este contrato en una suma aproximada a 600 mil millones de pesos, lo hizo en vísperas del proceso electoral de 2014. La Ruta del Sol, Tramo Dos, es una vía Troncal o Longituinal Sur-Norte, luego el objeto de la adición, que es una transversal Este-Oeste, comprendida entre Ocaña en Norte de Santander y Gamarra, puerto sobre el río Magdalena en el César, sería ilegal. Este trayecto habría necesitado contrato independiente y licitación pública. Se ha denunciado que en un principio la Ministra Cecilia Álvarez y los directivos de la Agencia Nacional de Infraestructura estuvieron en desacuerdo pero finalmente aceptaron la adición y por monto muy superior al inicialmente propuesto de 300 mil millones. Además esta Transversal favorece el puerto cercano a Gamarra, en el cual tiene intereses la Ministra Gina Parodi. El documento Conpes se aprobó sin que las ministras se declararan impedidas, lo que presuntamente constituiría otra irregularidad.

    Se pide a la Fiscalía investigar si este contrato y la adición presupuestal violaron la ley de garantías electorales.

    Se pide a la Fiscalía constatar si Enríque Riveira, funcionario actual de la Presidencia de la República, antes alto directivo de la campaña de reelección, llamó a Luis Fernando Andrade, director de la Agencia de Infraestructura, para urgirlo sobre este contrato.

    Es necesario conocer qué relación tuvieron estos dineros con la campaña de 2014.

    También se requiere aclaración de las denuncias que medios regionales de comunicación han hecho sobre el proceso de contratación de la navegabilidad del río Magdalena.

    3. Los candidatos y Odebrecht:

    Sobre el tema Odebrecht el entonces candidato doctor Óscar Iván Zuluaga ha sido claro. Hasta la fecha no se ha informado si Odebrecht hizo aportes directos a la campaña de Juán Manuel Santos. Sobre los aportes indirectos a través de políticos ya hay algunas luces en la investigación.

    He publicado tres comunicados sobre el tema Odebrecht. Se encuentran en nuestras publicaciones de redes y en la web.

    4. Reficar:

    Nuestro Gobierno contrató la Refinería de Cartagena, vieja aspiración de la ciudad y del País, necesaria para generar empleo en la cadena petroquímica y abastecer las necesidades de combustibles de óptima calidad.

    Me referí ampliamente al tema, en presencia del Contralor General, durante reciente debate en el Senado de la República.

    5. ¿Por qué se eligió Glencore como socio?

    La búsqueda del socio para la construcción de la Refinería de Cartagena no fue improvisada; se inició con la invitación enviada a 38 firmas internacionales para que conocieran el proyecto, 11 de las cuales fueron a los dos eventos que se realizaron, uno en Nueva York y otro en Bogotá, para dar detalles y explicarlo.

    Posteriormente se fijaron por parte de Ecopetrol, ABN AMRO Bank, la consultora Sumatoria y la firma de abogados Herrera, Pose y Ruiz, los requisitos habilitantes para participar en la subasta: tener un patrimonio neto de al menos USD$500 millones y que hubiesen obtenido financiación en proyectos de infraestructura similares de por lo menos USD$1.000 millones en los últimos 5 años.

    Sólo 4 de las firmas cumplieron con las exigencias, de las cuales dos presentaron oferta, Petrobras y Glencore, quien ofreció USD$ 630.7 millones, USD$ 35,7 millones más que PETROBRAS Y USD$ 5 millones por encima del precio de reserva que era de USD$ 625 millones. Un mes después, se incrementó en USD$25 millones el monto a pagar, con lo cual el precio total desembolsado por el 51% de las acciones de Reficar fue de USD$656 millones más el capital de trabajo que le correspondía, que era USD$135.1 millones, para un total de USD$791.5 millones.

    Glencore era el mayor comercializador de combustibles del mundo, abastecía de metales, minerales, petróleo y sus derivados, carbón y productos agrícolas a clientes industriales; poseía activos por 23,5 billones de dólares y tenía presencia en 60 países y plantas de producción en 14 naciones.

    En conclusión, Glencore era un socio que no sólo cumplía con todos los requisitos sino que además tenía voluntad clara para dicha participar en la sociedad.

    6. . Recompra por parte de Ecopetrol:

    Glencore alegó la crisis económica de 2008 para justificar sus incumplimientos. En Davos, Suiza, me reuní con el presidente de Glencore, en presencia de tres altos funcionarios de mi Gobierno, y le exigí cumplir o compensar a Ecopetrol como condición para permanecer en el país. Le agregué “Yo apoyo la inversión privada pero no la corrupción ni forma alguna de defraudación al Estado”

    La salida de Glencore de Reficar le generó un castigo económico. Ecopetrol recompró en el 2009 el 51% de Reficar a Glencore por USD$544 millones, USD$246.5 millones menos que lo pagado por la firma suiza años antes.

    Ecopetrol consideró como “buen negocio” la recompra de Reficar y corroboró en su momento que la suma pagada estaba cubierto por caja, inventarios y un valor auditado del proyecto.

    El Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, en entrevista con Yamid Amat para El Tiempo, afirmó que siendo miembro de la Junta Directiva de Ecopetrol estuvo de acuerdo con la recompra de las acciones.

    7. ¿Por qué CB&I?

    CB&I fue contratada en 2007, cuando Reficar estaba bajo control de Glencore, y al recomprarla Ecopetrol era muy costoso cambiar el contratista. Si bien CB&I no había construido una refinería, si había desarrollado obras de ingeniería de gran envergadura, muchas de ellas relacionadas con el sector de hidrocarburos y gas.

    8. ¿Por qué se cambió la modalidad del contrato de “llave en mano” a “costos reembolsables”? La falta de control en la ejecución y la tardanza para reclamar.

    El cambio de la modalidad de pago del contrato, de “llave en mano” a “costos reembolsables”, se dio siguiendo las recomendaciones de varias firmas consultoras – Pathfinder, Nexidea y Linklaters- y de la misma CB&I , que afirmaban que con ello se lograría un ahorro entre USD$500 y USD$900 millones.

    El ahorro era posible si se contaba con un equipo sólido de control, motivo por el cual se contrató con la firma Foster and Wheeler la gerencia del proyecto y el control de ejecución. Adicionalmente se determinaron medidas de seguimiento y control que permitieron, según lo manifestó el mismo gobierno, desde mayo de 2011, detectar y prender alarmas sobre las falencias del contratista CB&I y se consideró necesario empezar a documentar las fallas desde septiembre de 2011.

    ¿Por qué si desde 2011 se detectaron y documentaron las irregularidades e incumplimientos de CB&I, se esperó hasta 2016 para demandarlo ante el tribunal de arbitramento? ¿Por qué nunca se denunció ante los organismos de control?

    El actual Gobierno anunció con bombos y platillos la inauguración de la Refinería y cuando se denunciaron los sobrecostos se dedicó a acusar nuestra contratación y quiso ignorar su incuria durante la ejecución.

    9. Hacker y la cortina al pago del narcotráfico a dos asesores del Gobierno. Y Andrómeda:

    Dos testigos, ex miembros de las Fuerzas Armadas, me contaron cómo fue la treta del Gobierno y su inteligencia contra la campaña de Óscar Iván Zuluaga, persona íntegra. Uno de ellos reconoció haber tenido participación directa. No aceptaron que yo lo comunicara. También escuché al doctor Quintana, ex director del CTI de la Fiscalía, quien confirmó la versión, nunca sorpresiva, que intuimos desde el comienzo. Pedí, a través del abogado, que la Corte Suprema decretara unas pruebas. En la Corte Suprema porque allí hay una investigación en mi contra desde el segundo semestre de 2014, por un hacker promovido por medios gubernamentales, hacker que no conocía y de cuya existencia me enteré al estallar el escándalo. Ya el Gobierno, por intermedio de una ola periodística, había creado la versión, en plena campaña al Senado, que yo era el responsable de Andrómeda, la agencia de inteligencia militar, que supuestamente estaría en tareas de espionaje contra las actividades de la FARC en Cuba. Esta agencia de inteligencia no la conocí ni en el ejercicio presidencial.

    Todo lo he enfrentado, presente en el País y ante la justicia. El Fiscal Montealegre solía aparecer en cada campaña electoral con un motivo de acusación en mi contra.

    Sin embargo, con qué rapidez, en semanas, el Fiscal Montealegre dijo que nada había que investigar del Gobierno en relación con las acusaciones, que afloraron en la prensa, sobre 12 millones de dólares que habrían recibido dos asesores políticos del Gobierno, a quienes se les permitió actuar como intermediarios para una negociación con el narcotráfico. El Gobierno mantuvo en silencio esa gestión que no pudo negar ante la revelación periodística.

    La Fiscalía fue dolosamente negligente, desestimó las pruebas que presenté, con fuentes serias, sobre 2 millones de dólares, originados en los 12 millones mencionados, que pudieron llegar a pagar deudas de la campaña Santos.

    El Hacker fue la nube política para distraer a la opinión pública y evitar que esta castigara a Santos por el tema de los asesores políticos, que el Gobierno aceptó como gestores del narco tráfico.

    10. Diferencia entre la corrupción y la persecución política:

    En el numeral siguiente recordaré algunas de las medidas de mi Gobierno contra la corrupción, y que diferencio de la persecución política que han sufrido muchos de mis compañeros, mi familia y mi persona.

    Hace pocas semanas acudí a la Base Aérea de Rionegro, en compañía del doctor Juán Gómez Martínez, y atendí una reunión, que fue de conocimiento público, con Santos y el Ministro de la Defensa. Al final comenté a Santos que yo iría a Miami, a rendir en una corte, testimonio sobre la inaplicabilidad, por falta de validez, del Tratado de Extradición entre Colombia y los Estados Unidos, en el caso del ex Ministro Andrés Felipe Arias. Santo me dijo que lo saludara y que él no ejercía presión alguna contra Arias. Fue un alivio que duró poco.

    No se por qué creí, estaba ante un caso parecido al de María del Pilar Hurtado. Yo apoyé el asilo de María del Pilar, consentido por Santos ante el Presidente de Panamá, pero después, otro mandatario de la nación hermana, me hizo saber, a través de un compañero de mi Gobierno, y amigo común, que fue necesario regresar a María del Pilar por presión de Santos.

    El Tratado de Extradición no existe porque la ley ratificatoria fue declarada inexequible en 1986 por lo que era la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

    Mi Gobierno ordenó casi 1200 órdenes de extradición con apoyo en el derecho interno.

    Santos negó varias veces la existencia de ese Tratado, en una ocasión para enviar a Makled, el capo socio de Chávez, en extradición a Venezuela y no a Estados Unidos. Era una manera de complacer a la dictadura y a Farc, su socia. Si el Tratado existiera Santos no podría unilateralmente exonerar de extradición a los narcos de Farc.

    Sin embargo, el Gobierno cambió de parecer, no ajeno a su costumbre, y presiona por la extradición de Andrés Felipe Arias.

    Así como pedimos cárcel para los corruptos, seguiremos la lucha por la reivindicación de nuestros compañeros perseguidos políticos.

    11. Nuestra lucha contra la corrupción:

    De candidato a la Presidencia presenté demanda de inexequibilidad contra la práctica de los auxilios parlamentarios.

    Recordé en un debate del Senado que un billón de pesos de partidas regionales se distribuyó en audiencias publicas en los diferentes departamentos. Las presidía el sub director de Planeación.

    El Referendo de 2003 aprobó la muerte política de los corruptos. Propuso la disminución del Congreso, la eliminación de los auxilios parlamentarios.

    Introdujimos y aplicamos normas de gratituidad de los pliegos; de publicación y discusión de prepliegos para evitar la práctica corrupta de diseñarlos a la medida de algún proponente; de audiencias públicas en licitaciones, aquella que adjudicó la concesión de El Dorado duró semanas y fue televisada; de veedurías comunitarias, etc.

    De Gobernador de Antioquia apliqué con Andrés Uriel la figura de las audiencias públicas en la contratación.

    Reformamos y ampliamos la carrera administrativa. Introdujimos el concurso de notarios y convocamos los concursos de maestros. La promoción de la legalidad era fundamental en el desarrollo de competencias ciudadanas que estimulaba el Ministerio de Educación.

    Más de 450 entidades del Estado fueron suprimidas o reestructuradas. Hubo recorte sustancial de la nómina burocrática y adopción de severas medidas de austeridad.

    Se eliminó casi en su totalidad el robo de combustibles.

    Con el liderazgo del Vicepresidente Francisco Santos, quien dirigía esta política, se creó el portal de contratación para facilitar la publicación de las compras y contratos del Estado.

    No cejaremos en el tema y seguiremos promoviendo propuestas contra la corrupción.

    Siguientes entregas:

    Mi familia, las casas presidenciales.

    Saludcoop, Caprecom, Cajanal, Seguro Social, Incoder, Inco, Ingeominas, etc.

    (FIN)

Page 20 of 212« primero...10...1819202122...304050...último »