• Mañana Colombia marcha

    Bogotá, 31 de marzo de 2017 (CD). Mañana 1º de abril los ciudadanos tienen una cita para marchar y así defender a Colombia y a la democracia amenazada por los desaciertos y la improvisación del Gobierno de Juan Manuel Santos.

    En 20 ciudades se llevará a cabo esta iniciativa de origen ciudadano, que tiene el apoyo del Centro Democrático, mediante la cual los colombianos exigirán respeto por la dignidad del país.

    Esta será una evidencia ante el mundo de la realidad colombiana, donde el presidente Santos viola las leyes y cambia a su antojo la Constitución, respaldado por unas mayorías en el Congreso sometidas.

    Entre otras de las cientos de razones, está también el respeto por la familia y la juventud, amenazadas, entre otros factores, por el incremento de cultivos ilícitos, el microtráfico y la permanente inseguridad en los campos y ciudades del país.

    Con este clamor ciudadano se exigirá respeto por el resultado del plebiscito del pasado 2 de octubre, en donde la mayoría de los colombianos dijeron NO a los textos de los acuerdos alcanzados entre Santos y las Farc, porque son lesivos para el país con impunidad y premios para los responsables de delitos atroces, sin reconocimiento de las víctimas y una justicia de venganza a la medida de los guerrilleros.

    La marcha se realizará en 20 ciudades del país y otros puntos en el exterior, en donde se han dispuesto puntos de concentración.

  • Marchar o no marchar

    Por: Diana Sofia Giraldo

    Que cada ciudadano actúe como quiera, obre como le dicte su conciencia, haga lo que le nazca hacer, siempre que no cause daño a los demás ni viole la ley. En eso consiste el ejercicio de la libertad en una democracia que le permite empoderarse, expresarse, saberse digno de pertenecer a un grupo, hacer valer su pensamiento y lograr que se escuche su voz de aprobación o de protesta, participar en la toma de decisiones, aportar ideas, otorgar poder para que lo gobiernen o retirarlo si se desconocen los mandatos de las mayorías…

    En consecuencia, manifestarse de manera pacífica y democrática es apenas natural. No debe escandalizar a nadie y no se puede intimidar a quien desea hacerlo. Menos aún desde los medios de comunicación. Las intimidaciones preventivas, manipulando a la gente para que no marche, son abiertamente antidemocráticas.

    Quien no quiera expresarse no está obligado a hacerlo. El silencio también es una forma legítima de pronunciarse. Y quienes deseen, por ejemplo, proclamar su satisfacción con este Gobierno, están en plena libertad de hacerlo, convencer con sus argumentos y convocar marchas a su favor. Ojalá lo hagan. A la gente es mejor persuadirla que insultarla.

    Produce sonrojo democrático que algunos líderes políticos y de opinión, que se proclaman adalides de la tolerancia y exigen respeto para su criterio, traten de satanizar a quienes organizan una marcha y descalificar al pueblo por atreverse a expresar su simpatía por un dirigente. Todo porque éste no es de sus afectos. La gente no marcha solamente porque sigue a alguien sino por motivos que lo afectan de manera directa como el desempleo, las alzas de impuestos, el mayor precio de los pasajes, la impunidad, la corrupción o cualquiera de los ingredientes que crean un malestar generalizado. En Colombia la gente marcha principalmente por indignación.

    Algunos dirigentes no entienden que sus discursos polarizantes empujan hacia la oposición a los ciudadanos comunes y corrientes, haciéndoles sentir que el Gobierno los menosprecia. Están graduando de enemigos a unos ciudadanos que pretenden manifestar su inconformidad caminando por la calle.

    Esas embestidas producen el efecto contrario: fortalecen a la contraparte que tanto desprecian. Es el peor favor que le pueden hacer a un Gobierno golpeado por las encuestas.

    La marcha de estos días es un ejemplo elocuente. Cuando a la senadora antioqueña Paola Holguín se le ocurrió promoverla, tuvo que vencer el escepticismo de quienes recibieron las primeras invitaciones. Vinieron las descalificaciones y los ataques que, cuanto más fuertes, más llamaban la atención sobre el tema. La gente se vio forzada a reflexionar y encontró crecientes motivos de descontento.

    La vehemencia de los contradictores rebotó la atención hacia quienes se escandalizan por “la ignorancia” de los que piensan de manera distinta, ven la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. Menosprecian al que marcha, pero guardan un silencio peligroso ante los encapuchados que atacan el Transmilenio, paralizan el tráfico, queman buses, tiran papas explosivas, emboscan policías, descalabran aficionados a los toros y cometen toda suerte de actos vandálicos, atrincherados en las necesidades de los sectores desvalidos.

    Que cada cual marche por sus propias y respetables motivaciones y refresque nuestra democracia asfixiada. Y que quienes no quieran no marchen. Pero siempre respetando el derecho de los demás. No parece difícil, sencillamente unos deben caminar por la calle en paz y los otros, dejarlos caminar en paz.

  • “Mi corrupción. Pido permiso para participar en la marcha” Álvaro Uribe Vélez

    – “El dilema es democracia o Chavezdesgracia”.

    1. “Como Jefe de Bienes de Empresas Públicas de Medellín, bajo la dirección de Diego Calle Restrepo, trabajé en la parte fundamental del Nuevo Peñol para dar paso a la hidroeléctrica. Mis avales morales fueron Silvia Castaño de González, Fabio Rico Calle y Jorge González Pérez.

    2. Pueden examinar mi paso por el Ministerio de Trabajo, como Secretario General y Viceministro encargado.

    3. En la liquidación de Mineros del Chocó pude que se salvaran las pensiones de los trabajadores, muchos todavía reciben la mesada.

    4. En la Aeronáutica Civil eliminé el cobro directo de impuestos aeroportuarios, se los robaban, y exigí que se cobraran en los tiquetes, medida que salvó al Fondo Aeronáutico, y permitió financiar muchos aeropuertos como el de Rionegro para Medellín. La compra de terrenos se surtió con la asesoría y el aval moral de Samuel Muñoz Duque. Construimos por concesión el Puente Aéreo sin sacrificar ingresos aeronáuticos. Introduje requisitos para permisos como el concepto de estupefacientes y de la Brigada Militar de Jurisdicción. Son conocidos los riesgos contra mi vida por las restricciones que impuse al aeropuerto Olaya Herrera. Hicimos los estudios de la segunda pista de El Dorado.

    5. En la Alcaldía de Medellín creamos a MetroSeguridad, adjudicamos el contrato del relleno sanitario de Rodas, promovimos las salas de cultura –Pedrito Botero del Museo Antioquia-, con el recurso del impuesto a las construcciones. Obtuvimos en el Conpes la aprobación al Tren Metropolitano.

    6. En la Gobernación de Antioquia adjudicamos más de 2600 contratos, en compañía del doctor Andrés Uriel Gallego (qepd). Otorgamos personería jurídica a cerca de 69 organizaciones Convivir, de acuerdo con ley vigente y anterior, no la licencia operacional que correspondía a la Superintendencia respectiva. Cancelamos a dos la personería jurídica. Siempre he creído en la integración entre la ciudadanía, la Fuerza Pública y la justicia, como factor de solidaridad, de eficacia y de transparencia en materia de seguridad. Casi todos los días realizamos consejos de seguridad, con presencia de Fuerzas Armadas, Fiscalía, Jueces, Procuraduría, Comisión de Paz, Defensoría del Pueblo. Eran invitados los sectores ciudadanos afectados por la inseguridad. Lideramos la fumigación de cultivos ilícitos, todavía me reclaman por el daño que aviones de fumigación causaron en sembradíos lícitos, pues les faltó cerrar debidamente los tanques en los vuelos de regreso. Con el liderazgo de Sandra Ceballos y de Any Vásquez, ambas fallecidas, capacitamos más de 90 mil personas en negociación pacífica de conflictos. Ni el programa de bandas y escuelas de música (un joven que abraza un instrumento musical nunca empuñará un fusil contra el prójimo) nos salvó de innumerables atentados, como aquel que costó la vida al padre Bedoya mientras promovíamos que los ciudadanos votaran a pesar de la prohibición del terrorismo. Me correspondió la parte final y puesta en marcha del Tren Metropolitano.

    7. En la Presidencia de la República promoví la integración de 4 millones 600 mil ciudadanos informantes de las Fuerzas Armadas, desarmados, con equipos de comunicación. Acción abandonada, que en su momento ayudó mucho a mejorar la seguridad.

    8. Mis campañas no han necesitado mucho dinero, he trabajado la política con dedicación y afecto a la comunidad. Las he financiado con recursos honestos, registrados y con gerentes como Fabio Echeverri Correa, quien estuvo al frente de las dos elecciones presidenciales. La Fundación Primero Colombia no necesita ocultar sus ingresos y egresos. No soy de los que grita corrupción con los bolsillos llenos de dinero de contratos oficiales, -mermelada- regalados por Santos.

    9. Gracias a la generosidad de los colombianos pude ganar las dos elecciones en primera vuelta. La reelección existía hasta la Constitución de 1991, que la suprimió por razones políticas. Hubo varios intentos para revivirla. Yidis Medina, con la bancada conservadora, se comprometió a apoyar el Acto Legislativo. Después la utilizaron para condenar por razones políticas a mis compañeros. Llevo años esperando las pruebas de que ofrecí prebendas. Puse en marcha el concurso de notarios. La Corte no encontró méritos para sancionar congresistas a quienes supuestamente yo habría sobornado con notarías. Uno de mis hijos fue sometido a investigaciones de la justicia porque habría intrigado por una notaría, al nada encontrar lo desvincularon del proceso.

    10. Del Das no han querido investigar las interceptaciones en mi contra, la falsificación de la firma de mi abogado para pedir en mi nombre acciones ilegales, la declaración de un ex funcionario a Semana, según la cual, el Ministro Santos y mi persona le habíamos ordenado interceptar al Presidente de Ecuador. Funcionarios del Das, condenados, se quejan de presiones sufridas para declarar en contra de nuestro Gobierno. Cuando avanzábamos en la seguridad de los periodistas vino la acusación de que los perseguíamos. A algunos les peleé, pero de frente y con argumentos. Lo mismo a dirigentes políticos. Funcionarios han reconocido, verazmente, que se investigaba la penetración terrorista del chavismo.

    11. En 2003, cuando la Seguridad Democrática daba los primeros alivios a los colombianos, organizaciones nacionales e internacionales, afectas algunas al terrorismo, empezaron a denunciar que nuestras Fuerzas Armadas asesinaban a personas inocentes. De inmediato se decidió que el CTI de la Fiscalía era el único que podía mover un cadáver dado de baja en un combate. Más adelante, a raíz de la gravedad de los hechos de Jamundí, se hizo un convenio para que la Fiscalía investigara toda baja. De ese convenio se abusó y de cada caso hicieron un expediente contra los integrantes de las Fuerzas Armadas. En 2008, el Ministro de Defensa y algunos de los altos mandos, me informaron de investigaciones internas sobre fallas de aplicación de protocolos que podrían facilitar violaciones de Derechos Humanos, falsos positivos. La reunión terminó cerca de la media noche y a las siete de la mañana comuniqué la decisión que desvinculaba a varios integrantes de las fuerzas institucionales. Después de escuchar a un testigo, en la sede de Naciones Unidas en Bogotá, denuncié la causalidad narcotraficante en falsos positivos. Me hacen la acusación de que los falsos positivos se dieron porque yo exigía resultados. Lo hacía en todos los campos como lo conocieron los colombianos que seguían en televisión los Consejos Comunales de los sábados. También han utilizado falsos positivos inexistentes, con falsos testigos, para sustentar falsas acusaciones, orientadas a desacreditar la Seguridad Democrática y favorecer al terrorismo.

    12. El Centro Democrático tiene una bancada cumplida, honrada, coherente. Hace oposición sin prebendas. He defendido a mis compañeros perseguidos políticos y he pedido la más drástica sanción para funcionarios sobornados.

    13. He solicitado que levante la mano algún contratista, que en mi larga carrera política, pueda decir que lo he favorecido o perseguido en contra de la ley.

    14. Introduje las audiencias públicas de contratación; para adjudicar la concesión del aeropuerto El Dorado, la audiencia tomó dos meses. También pusimos en marcha las veedurías comunitarias y el portal de compras del Estado. El programa contratistas visibles obligaba a éstos a dar la cara a la comunidad durante los Consejos Comunitarios. En lugar de recursos parlamentarios corruptos, mermelada, como se conoce, las asignaciones regionales se discutían en Consejos Comunitarios y en audiencias públicas.

    15. Santos ha permitido el robo de SaludCoop y de Caprecom, para disimularlo rodaron el infundio de que mi señora era la dueña de la primera. Congresistas que ofrecían sus servicios para cobrar las cuentas de Caprecom, se robaban la salud, me acusaban de ser el culpable de sus males por la Ley 100.

    16. He sido cumplido y honrado en mis obligaciones en el sector privado, en las actividades empresariales que empecé en la adolescencia. Mis bienes son conocidos, todos declarados, no tengo testaferros y de nadie lo he sido. He informado al país sobre una cuenta bancaria en el extranjero, el origen de sus fondos y la cuantía. Tengo la cuenta bancaria nacional abierta a mis 18 años cuando hacía empresa con una quesera –Quesos Yeya-, y un negocio innovador de comida rápida –El Gran Banano-. He enfrentado toda suerte de acusaciones, en el país y en el extranjero, en la justicia, en el foro y en la calle. Las Fuerza Pública me presta servicio de protección desde 1988, año en que la ayuda de trabajadores de El Ubérrimo me permitió eludir un secuestro del EPL. Nunca he dispuesto de escolta privada. Mi hermano, sobreviviente del atentado de Farc que produjo el asesinato de mi padre, enfrenta desde su reclusión la andanada de los falsos testigos, promovidos por el narcoterrorismo, sediento de venganza porque lo combatí. Mis hijos trabajan de sol a sol, con transparencia, y han dado la cara a las acusaciones que les han formulado.

    17. He cometido errores, he tenido limitaciones, no he podido lograr para los conciudadanos todo lo que habría querido, pero no he robado a mi Patria. Defiendo a nuestra democracia y me horroriza registrar que nos llevan por el camino de una segunda Venezuela de Chávez y Maduro.

    18. Pido permiso para participar en la marcha del 1º de Abril; será una estación en el camino para cambiar el rumbo. El dilema es democracia o Chavezdesgracia.

    Álvaro Uribe Vélez

    Rionegro, Antioquia, 28 de marzo de 2017”.

  • Apoyo de congresistas en Activación de Carta Democrática en Venezuela

    Bogotá D.C., 28 de marzo de 2017. Los Senadores de Colombia abajo firmantes, apoyamos al Secretario General de la OEA, Luis Almagro, en su convocatoria del día de hoy a sesión extraordinaria del Consejo Permanente, para la votación de la aplicación de la Carta Democrática ante el evidente rompimiento constitucional y democrático de Venezuela.

    Como demócratas y defensores de las libertades nos unimos al hermano pueblo venezolano en las siguientes demandas:

    1.Liberación inmediata de todos los presos políticos.

    2.Reconocimiento de la legitimidad de la Asamblea Nacional y de todos sus Diputados como institución democrática y constitucional.

    3.Declaratoria de ruptura del orden constitucional y designación de un grupo de países para que facilite el restablecimiento de la democracia a través de elecciones generales, con todas las garantías, sin presos políticos, ni exiliados y sin candidatos inhabilitados, para que sea el pueblo quien decida el futuro de ese país.

    4.Designación de una misión electoral, que incluya nuevos actores más allá de los tres expresidentes actuales que tienen una posición parcializada hacia el Gobierno.

    5.Búsqueda de mecanismos de ayuda que permita aliviar de manera urgente la crisis humanitaria que vive actualmente el vecino país.

    Nosotros tenemos la obligación, como hijos de una historia común con el pueblo venezolano y como miembros de la OEA que ratificamos la Carta Democrática Interamericana, de acompañar en estos momentos de dificultad la lucha del pueblo venezolano.

  • SANTOS PARE DE MENTIR

    Bogotá D.C, 28 de marzo de 2017. Ante declaraciones mentirosas y temerarias del Presidente Juan Manuel Santos sobre carta que supuestamente fue enviada por el Centro Democrático a Congresistas de los Estados Unidos, me permito informar:

    1. La carta no ha sido enviada aún, pero lo haremos en próximas horas.

    2. En ningún aparte de la misiva se pide suspender la ayuda económica que Estados Unidos hace a Colombia (anexamos texto completo).

    3. Los firmantes de la carta somos 40 colombianos, entre ex senadores, ex gobernadores, ex concejales, ex magistrados, ex jueces, abogados, docentes universitarios, escritores, periodistas, un Obispo, militares retirados e historiadores. La única congresista del Centro Democrático que firmó fui yo, Paola Holguín.

    4. La posibilidad de que el Gobierno de Estados Unidos reduzca la ayuda a Colombia, no obedece a una carta, sino a que la complicidad y el acuerdo suscrito entre el Gobierno Santos y las Farc ha convertido a nuestro país nuevamente en el principal proveedor de cocaína del mundo.

    5. Invito al Presidente Juan Manuel Santos a parar sus mentiras, su atropello y persecución a la oposición democrática, y le exijo asumir de una vez por todas su responsabilidad Constitucional como Primer Mandatario.

    Como colombiana y demócrata, continuaré cumpliendo mi juramento de defender la Constitución, la ley y al pueblo colombiano.

    Paola Holguín
    Senadora de la República
    Centro Democrático

Page 20 of 218« primero...10...1819202122...304050...último »