• Comunicado

    El Centro Democrático se permite aclarar a la opinión pública:

    1. La lista de candidatos al Senado inscrita a través del entonces Movimiento Significativo de Ciudadanos Centro Democrático Mano Firme Corazón Grande, fue cerrada.

    2. Por ello, los aportes ingresaron a una cuenta única que estaba a nombre del Gerente de la campaña, quien a su vez los destinaba según los requerimientos.

    3. Al ser una lista cerrada, y como lo permite el Consejo Nacional Electoral (CNE), los ingresos y los gastos se distribuyeron equitativamente entre todos los candidatos de la lista.

    4. Ninguno de los candidatos recibió dinero manera individual.

    5. Toda la información de la campaña está en el portal Cuentas Claras del CNE y es de carácter público.

    El partido rechaza que se quiera desacreditar el debate y los argumentos del trabajo legislativo, en este caso sobre la reforma tributaria, recurriendo a la tergiversación.

    Los senadores y representantes del Centro Democrático se han destacado por su estudio y seriedad en los debates argumentados, de manera pública y trasparente. El Gobierno debe publicar, si la tiene, la información sobre supuestas presiones o irregularidades frente al trámite de la reforma tributaria.

    (Fin)

  • PALABRAS AL DOCTOR JAIME JARAMILLO PANESSO

    Medellín, 28 de noviembre de 2016

    La vida me premió con el inmerecido honor de conocer a un grande de Antioquia y de Colombia, al doctor Jaime Jaramillo Panesso, y hoy, me reta permitiéndome dirigirle una palabras en este espacio, donde cada uno de nosotros ha llegado para rendirle un homenaje a su vida de amor y servicio a la Patria.

    Pensé durante horas que debía decir hoy, y me atropellaban las palabras con mil temas y mil cosas que quería contar sobre el abogado, el intelectual, el político, el Maestro, el melómano, el periodista, el poeta, el hombre público y el extraordinario ser humano que es el doctor Jaime Jaramillo.

    ¿Cómo puede escribirse algo siquiera medianamente justo sobre un hombre con tantas facetas y tantos aportes a nuestro departamento y al país? Pensaba en el jurista que defendió a presos políticos, que soñó con una revolución y que fundó la Escuela Nacional Sindical y Conciudadanía; en el concejal y el congresista de fuertes convicciones, pero siempre conciliador; en el experto en la música ciudadana, que nos contagia la devoción tanguera y nos ilustra sobre como ese género se unió a nuestro ser cultural. Pensaba en el Maestro de profundidad infinita y de una generosidad que trasmite pasión por el conocimiento; en el periodista que en cada columna nos obliga a pensarnos y a repensarnos como Nación; en el escritor y el poeta que nos descubre al soldado Benítez, al traqueto o a la novia del malevo. Pensaba en el luchador de todas las horas por la paz, en el funcionario ejemplar de la Comisión Facilitadora de Antioquia y de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación, en el hombre que tuvo el coraje y la generosidad infinitos para escribirle a la asesina de su hijo una desgarradora misiva invitándola a poner su cuota de paz.

    Usted, doctor Jaime, nos ha enseñado con el ejemplo que la lucha por la paz es un compromiso de todos los días, y que esa paz solo es posible si se construye con misericordia, pero con justicia; con audacia, pero con respeto a las instituciones y al estado de derecho; con generosidad para el diálogo, pero precisamente por vocación democrática, sin estar forzado por el terrorismo violento.

    Nuestra Patria vive momentos de enorme dificultad democrática. Hoy tenemos el reto de una proceso mal construido que en vez de paz puede ser generador de nuevas violencias; tenemos la lucha frente a un Gobierno que olvidó que se debe al pueblo y un Congreso que no ha honrado el juramento de hacer cumplir la Constitución y la Ley ; tenemos una justicia diseñada para perseguir al opositor político en vez de al criminal y una sociedad en algunos casos angustiada, en otros apática y casi rota, incapaz de entender algo que hace poco le escuché al doctor Jaime, que “la polarización política es lo natural y lo común, pero debe ser respetuosa, pacífica y legal… porque solo en las dictaduras totalitarias no existe polarización”, por eso nos invita a no temer a la” expresión pluralista de la Nación”.

    Por eso hoy más que nunca vale la pena conocer y reconocer a un hombre que se convierte en referente que es esperanza para estos momentos. Yo, ante la dificultad para dibujar a este ciudadano paradigmático de la Patria, sólo puedo invitarlos a leer sus múltiples escritos o la biografía de Jairo Osorio publicada por el ITM, “Jaime no es billarista”.
    Las presentes y futuras generaciones tenemos en el doctor Jaime Jaramillo un ejemplo de demócrata, tan necesario es estos tiempos. Tenemos el referente de un académico integral e íntegro. Tenemos la enseñanza de un humanista siempre fiel a sus principios.

    Doctor Jaime, termino reiterándole mi afecto, admiración y respeto infinitos. Los antioqueños nos sentimos honrados de ser sus coterráneos. Gracias desde el fondo del alma por lo que ha hecho y sabemos continuará haciendo por nuestros departamento y por la Patria.

  • Comunicado ante el anuncio del atropello

    El Gobierno pretende engañar a la ciudadanía culpando de la violencia a quienes no aprobamos su acuerdo de impunidad con la FARC.

    Los hechos y mayores riesgos de violencia se deben al abandono de la seguridad, al desmonte de la cooperación ciudadana, a la desmotivación de las Fuerzas Armadas, al crecimiento desmesurado del narcotráfico, a la impunidad concedida a la FARC, a sus disidentes, al ELN, a las más de 3500 bandas criminales.

    El Gobierno no aceptó modificar temas fundamentales para la democracia como son, entre otros: elevar los acuerdos al nivel constitucional, con alcance de Bloque de Constitucionalidad; total impunidad o penas simbólicas, que significan lo mismo, para delitos de lesa humanidad; crear una justicia paralela a la medida de los intereses de la FARC; considerar al narcotráfico como conexo con el delito político, por ende sin sanción doméstica, sin extradición y con elegibilidad política; permitir este derecho -elegibilidad política- a los responsables de delitos atroces sin que hayan cumplido siquiera con las mínimas penas, ni acreditada la reparación de las víctimas; mezclar la necesaria reivindicación de los derechos de la mujer con la controversia de género; desconocer el dolor de secuestrados que no aparecen y de niños que no regresan; someter a los policías y soldados al riesgo de buscar su libertad a través de reconocer un delito no cometido, y negarles una oportunidad judicial para rescatar su honra.

    Los anteriores temas y otros, nos llevan a no aceptar el acuerdo de Gobierno y FARC, no obstante que hemos reconocido que en otras materias hubo avances.

    Fue en vano nuestra insistencia de un Pacto Nacional para acordar las modificaciones. La implementación no permitirá corregir los errores fundamentales, que se constituyen en un mal ejemplo para el futuro del país, y en un estímulo al crimen impune cometido por el ELN, las bandas criminales y otros.

    Y se suma el golpe a la democracia al negar la tantas veces anunciada refrendación popular, que se sustituye por la aprobación del Congreso, asegurada por las mayorías de que dispone el Gobierno. Esta decisión desconoce el triunfo del No, el dos de Octubre, en plebiscito que el Gobierno desequilibró con la reducción del umbral, la elaboración de una sola pregunta, la desventaja de dinero y de publicidad, la presión sobre funcionarios y mandatarios locales, y las amenazas con impuestos y “guerra urbana”.

    El Gobierno prefirió la imposición que divide a los colombianos que el Pacto Nacional que crearía aproximaciones.

    Invitamos a los ciudadanos a persistir en la lucha, que es por el futuro de la democracia.

    Estudiaremos en los próximos días un conjunto de acciones de apelación al pueblo en las calles y en los escenarios de la democracia.

    Bogotá, 23 de noviembre de 2016.

    (FIN)

  • “No se puede venir a sembrar manto de duda y a acabar con la vida de los soldados y policías tan olímpicamente” Senadora Paola Holguín

    Bogotá D.C., 22 de noviembre de 2016. En plenaria del Senado de la República tras un acalorado debate y votación para los ascensos de 39 miembros de la Fuerza Pública, la senadora Paola Holguín pidió respeto asegurando que “estas hojas de vida se estudiaron con antecedentes y siguiendo procedimientos rigurosos”, agregó que “uno no puede venir aquí a sembrar manto de duda y a acabar con la vida de los soldados y policías tan olímpicamente”.

    Holguín sostuvo que “los miembros de nuestra Fuerza Pública tienen derecho a la presunción de inocencia, al buen nombre y al debido proceso como cualquier colombiano” pero resaltó que lastimosamente “hay quienes por inclinaciones ideológicas quieren acabar con la vida y el buen nombre de hombres y mujeres que le han servido a la Patria”.

    Para la Senadora hay doble moral por parte de quienes proponen en Colombia “contemplar a los terroristas y continuar maltratando a los miembros de la Fuerza Pública que han sido ejemplo de carácter civilista, de respeto a la Constitución, a los Derechos Humanos y a la Ley”. Sostuvo que “línea de mando se tiene que aplicar a las Farc que tiene un designio criminal, pero en estos casos no se puede aplicar línea de mando porque nuestras fuerzas militares y de policía han cumplido con el mandato legal y constitucional”.

    Puntualizó diciendo que “es raro que aquí algunas veces sirven los informes de Human Rights Watch, pero cuando dicen que el proceso habanero es una piñata de impunidad a ninguno le importa”.

    (Fin)

  • Comunicado

    Voceros del No y representantes de las víctimas insistimos esta noche en un Acuerdo Nacional para introducir unas modificaciones al acuerdo ajustado entre el Gobierno y la FARC.

    El Gobierno ha negado, esta noche, la posibilidad de este Acuerdo Nacional sobre temas sustanciales, que entre otros son:

    -Normas de impunidad y órganos de justicia;

    -No elegibilidad mientras se cumplen penas;

    -Eliminar el narcotráfico como conexo al delito político;

    -Asegurar que no haya interpretaciones de Bloque de Constitucionalidad o de Supraconstitucionalidad, esto es, que el Acuerdo no entre a la Constitución;

    -Encontrar una solución humanitaria a los familiares de los secuestrados, y garantizar la liberación de los niños;

    -Garantizar los derechos de la mujer sin confusiones derivadas del enfoque de género;

    -Atender las preocupaciones de los integrantes de las Fuerzas Armadas, que requieren la más próxima libertad y el derecho de buscar la restitución de la honra;

    El Gobierno nos ha dicho que estos temas no son revisables. Solamente propone un Acuerdo de Implementación en el Congreso, que no permitiría modificar los anteriores aspectos, fundamentales para el presente y futuro de nuestra democracia.

    Nuestra insistencia en el Acuerdo Nacional debería incluir a los partidos, a la Justicia, al Vicepresidente de la República, a la reserva activa de las Fuerzas Armadas, y a los diversos sectores sociales y religiosos.

    Hemos reconocido aquellos puntos en los cuales ha habido avances y algunos temas que podrían tener algunos ajustes en el Congreso.

    Sin embargo, sin las reformas de los temas enumerados, el Acuerdo de Gobierno y FARC, es apenas un retoque del Acuerdo rechazado por los ciudadanos.

    Reiteramos toda nuestra disposición de ayudar a la adopción de las medidas que mantengan y consoliden el cese de violencia con FARC, y den protección a sus integrantes.

    Tenemos toda la disposición de dialogar con el Gobierno y la FARC sobre las modificaciones en los temas referidos. Para este diálogo proponemos aprovechar la presencia en Bogotá de los líderes de la FARC.

    Es fundamental afirmar que se requiere refrendación del pueblo colombiano, sobre la totalidad del Acuerdo entre FARC y Gobierno, o sobre los puntos referidos de desacuerdo.

    Bogotá, 21 de noviembre se 2016

    (FIN)

Page 30 of 218« primero...1020...2829303132...405060...último »