• Entrevista en La Mañana de NTN24 sobre proselitismo armado de las Farc

  • Zonas de ubicación agitan el debate en el Congreso – El Colombiano

    La definición de cómo será el sistema de las zonas de concentración de las Farc una vez firmado el acuerdo final del proceso con esta guerrilla, será el mayor obstáculo a resolver en las sesiones extraordinarias del Congreso iniciadas ayer, para modificar la ley de Orden Público y tener herramientas para los pasos a seguir en el proceso de paz.

    El proyecto de ley, conocido por EL COLOMBIANO reza en el parágrafo 3 con respecto a las zonas de ubicación: “en las zonas aludidas quedará suspendida la ejecución de las órdenes de captura contra éstos y los demás miembros del grupo organizado al margen de la ley, al igual que durante el transcurso del desplazamiento hacia las mismas, hasta que el Gobierno así lo determine o declare que ha culminado dicho proceso”.

    Así mismo, el proyecto expuesto por el Gobierno busca suspender órdenes de captura para guerrilleros que estén por fuera de zonas de ubicación pero que realicen acciones “propias del proceso de paz”.

    Conocido el proyecto para la modificación de la Ley, Paola Holguín, senadora por el Centro Democrático fue clara en que en las discusiones sobre las zonas de ubicación expondrán sus propuestas y darán el debate pese a que, según palabras de la congresista, la Unidad Nacional es una aplanadora que vota como le digan desde la Casa de Nariño.

    “Hemos dicho que esas zonas tienen que ser donde no haya población civil, donde no se retire la Fuerza Pública, que no sea en zonas de frontera o estratégicas. Debe ser una sola zona de o un número muy reducido para afectar en el menor grado posible a la población civil”, dijo Holguín.

    Un tema sin abordar

    El proyecto para modificar la Ley de Orden Público no solo hace referencia a las zonas de ubicación de las Farc, sino también sobre las facultades entregadas al presidente de la República, quien “determinará la localización y las modalidades de acción de la Fuerza Pública, siendo fundamental para ello que no se conculquen los derechos y libertades de la comunidad, ni generen inconvenientes o conflictos sociales”.

    Al respecto, el senador por el Polo Democrático, Iván Cepeda, considera que abrir la discusión en esta instancia sobre un tema que no ha sido abordado por la mesa de negociaciones es inapropiado, “porque, y estoy seguro de que así será, lo que ha ocurrido con otras de las recientes discusiones que ha habido sin llegar acuerdos en La Habana”.

    Explicó el congresista que por ahora votaría positivamente en cualquier procedimiento que lleve a “aligerar cualquier procedimiento que implique la reincorporación de personas que hoy están en levantamiento armado tendría de manera entrar en un proceso de dejación de armas”.

    Al radicar el proyecto, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, aseguró que el Gobierno revisará muy bien la lista para levantar órdenes de captura y evitar así “colados” en este beneficio jurídico.

  • Noticias RCN sobre declaraciones de Santos

  • Entrevista en Todo Debate – Venezolano TV

  • EL RECTOR QUE AGREDE

    Por: Juan Daniel Jaramillo Ortíz

    La silla venerable de Hinestrosa quedó grande

    La conducta agresiva y descontrolada de Juan Carlos Henao, rector de la Universidad Externado de Colombia, en una reunión el pasado miércoles en la sede del Instituto de Ciencia Política, lanza otra inquietud más acerca del espíritu democrático [y la decencia] de quienes gestionan los acuerdos de paz en nombre del gobierno con las Farc.

    Henao insultó públicamente a una mujer colombiana. En este caso, se trató de Diana Sofía Giraldo, presidente de la Fundación Víctimas Visibles, periodista galardonada e historiadora sólida como lo demuestra su reciente compilación de escritos personales del ex presidente Alfonso López Michelsen. También académica crítica, profesora de larga travesía y decana de dos de las facultades de comunicación más prestigiosas del país.

    Así transcurrió el incidente, que me confió uno de los asistentes al evento [no mi amiga y antigua colega  en labores de dirección académica]:

    El rector Henao había asegurado que no era cierto, refiriéndose al acuerdo de justicia, que “una vez construida la escuelita o el templo”, antes de ser cumplidos los años de sanción impuesta [a guerrilleros sentenciados], pudiera afirmarse: “pagué y me fui”. Dijo Henao: “Quedó en el articulado final sobre sanciones que, de todas maneras, termine la iglesia de Bojayá [ejemplo] a los 2 años o seis meses usted se tiene que quedar mínimo entre 5 y 8 años que es lo que va a fijar el tribunal”.

    Diana Sofía lo interpeló cordialmente, en tono bajo: “Perdón!…¿qué número tiene el punto al cual usted se refiere?  porque no lo encontramos en la lectura del acuerdo…nadie lo ha encontrado”. El sucesor del maestro de maestros Fernando Hinestrosa le respondió:
    “Lea bien. Tiene que irse al colegio, a la primaria, para que lea bien”.

    Algunos de los asistentes al evento quedaron estupefactos. Ya había respondido en forma ligera, deshilvanada y displicente a argumentados cuestionamientos que le hizo el ex ministro de Justicia Jaime Castro. Diana Sofía se limitó a exclamar con elegancia: “estas son las actitudes de desdén de este gobierno hacia quienes disienten”.

    Quien no ha leído el texto del cual se ufana de ser progenitor –creo que así fue bautizado  con precipitud en entrevista a “El Tiempo”- es Henao, experto en derecho administrativo, no en penal internacional. José Miguel Vivanco, el ex presidente Uribe, Rafael Nieto Navia, la senadora Sofía Gaviria, el procurador Ordoñez, mi profesor Ramiro Bejarano, el ex candidato Óscar Iván Zuluaga, el autor de esta columna, estamos entre quienes hemos analizado bien el articulado que permite rebajar ínfimamente la pena si se contribuye a la construcción de obras dedicadas al servicio público.

    Esta válvula tramposa viola los parámetros penales internacionales y la jurisprudencia global existente en la materia, deja la mecha lista para la inflamación futura del rencor e impide el necesario blindaje jurídico internacional. Tema que juzga fútil el gramático ex profesor de idiomas que opera en La Habana como negociador de paz.

    La silla venerable le está quedando grande al sucesor.  Jamás se habría presentado Hinestrosa totalmente alicorado  –yo mismo vi a Henao con estupor- a reunión en que un grupo de amigos celebramos hace dos meses la elección de Alejandro Linares como nuevo magistrado. Y habría condenado el hecho de que profesores preferidos suyos hubieran colocado avisos delincuenciales en Internet afectando la reputación limpia de otro profesor brillante de la institución y de quien esto escribe. Por el simple hecho de colocar un grano de arena al proceso de paz.

    Me pregunto hoy con consternación si el desdén, la grosería y la persecución son expresión de la política de paz y obedecen a instrucción superior.

    Hillary Clinton dijo hace poco que la dignidad no se renueva con la venganza tras la violencia injustificada, como son los insultos.  El pundonor de Diana Sofía, al contrario, está crecido.

Page 20 of 47« primero...10...1819202122...3040...último »