• Implementación del Acuerdo padeció por el ritmo del Congreso – El Colombiano

    Ayer concluyó el plazo estipulado por la convocatoria a sesiones extra en el Congreso de la República y solo hasta el 20 de julio asumirán los senadores y representantes electos en las últimas elecciones parlamentarias. El tiempo se cumplió y la reglamentación del Acuerdo de paz se quedó en camino.

    Precisamente en las últimas semanas, con sesiones extra incluidas, en esa corporación se intentó sacar adelante la implementación de varios puntos del Acuerdo. Sin embargo, apenas se logró avanzar en la reglamentación de la Justicia Especial para la Paz, con profundas modificaciones impuestas por el Centro Democrático, que, luego del triunfo de Iván Duque en las presidenciales, hace gala de su fuerza política.

    Según el seguimiento, con corte el pasado 27 de junio, que hizo la Corporación Viva la Ciudadanía, de 10 proyectos que se discutieron, solo el del sometimiento a la justicia de bandas criminales y el procedimiento de la JEP, lograron ser aprobados.

    No se corrió la misma suerte con las circunscripciones especiales transitorias de paz, el sistema catastral multipropósito, la adjudicación de baldíos en reserva forestal, tratamiento penal diferenciado para pequeños cultivadores, reglamentación del acto legislativo (regalías), reforma a la ley 152 de 1994 (plan de desarrollo), adecuación de tierras y comisiones constitucionales.

    Para Imelda Daza, de Voces de Paz, la tarea del Congreso se resume en un año de duración que se le dio al fast track “y que en los primeros seis meses se pudo avanzar en varios puntos, pero que los otros seis años no tuvo ningún avance”.

    Agrega la excandidata a la vicepresidencia por el partido de Farc, que a pesar de la aprobación del blindaje jurídico del Acuerdo, el estatuto de la oposición, la constitución del partido político de Farc y la Justicia Especial de Paz, también quedaron en el tintero temas como la reforma política, las circunscripciones de paz.

    “De los cinco puntos de los acuerdos de paz no se ha implementado nada. Eran cerca de 24 proyectos de ley que se debieron aprobar con el fast track, pero no se cumplió. Todo coincidió también con un año electoral, pero creemos que el primer pronunciamiento de la Corte Constitucional sobre los derechos del Congreso sobre este tipo de leyes frenó todo, porque a partir de ahí partidos como el Centro Democrático y Cambio Radical, se dedicaron a no aprobar nada y a colgarle a cada artículo de a 10 o 15 propuestas”, dijo Imelda.

    Paola Holguín, senadora del Centro Democrático coincide en que las votaciones legislativas y presidenciales tuvieron que ver con el ritmo de aprobación de algunos de los puntos sobre los acuerdos de paz, pero también cree que los cuestionamientos de la ciudadanía sobre los elementos del acuerdo se sintió en el Congreso de la República.

    “Hay que tener en la cuenta el resultado del plebiscito, también la decisión de la Corte sobre la potestad del Congreso con los acuerdos de paz y el desgaste del Gobierno. Todo influyó”, explicó la senadora.

    Otra mirada tiene el senador del partido Conservador, Juan Diego Gómez, quien cree que también se perdió ritmo en el congreso con el cambio de ministro de Interior.

    “con la transición en el ministerio, cuando sale Juan Fernando Cristo y entra Guillermo Rivera, al Gobierno le queda grande la agenda legislativa de paz”, aseguró el congresista.

Comments are closed.