• No se deje engañar, la JEP no quedó bien y hay que tumbarla

    Juan David Escobar – El Colombiano

     

    Los medios de comunicación adictos al gobierno y quienes son afines a acuerdos de apaciguamiento extorsivo con un grupos terroristas, intentan engañar nuevamente a los colombianos con la idea de que las presuntas modificaciones a la Justicia Especial para las Farc, a pesar del gobierno, lograron que ese engendro jurídico de impunidad quedara “aceptable”. Aunque las modificaciones fueron significativas, no caigan en la trampa ni se dejen amedrentar.

    Estas supuestas modificaciones convertirían una ley “perversa” en una “espantosa”, pues el núcleo putrefacto de la misma sigue intacto: la impunidad a terroristas, violadores de niñas, torturadores, secuestradores y narcos; el “castigo” a semejantes atrocidades será un puesto en el Congreso; se configuró el mayor lavado de activos de la historia y se institucionalizó el peor precedente para el futuro del país: “que ser pillo paga y cumplir la ley es para los pendejos”.

    Los secuaces de esta monstruosidad tratarán de hacerlo sentir mal diciéndole que “es mejor que esos tipos cambien las balas por los votos”. Eso es un chantaje al mejor estilo guerrillero que justifica cualquier medio para obtener un fin. Es como si un violador de niñas decide cobrar por violar menos que antes y además hay que premiarlo dejando que maneje la guardería del barrio.

    Otros extorsionistas disfrazados de pacifistas les dirán que “no hay acuerdo de paz perfecto y menos aún la justicia”, y si usted la reclama y no acepta que hacer el mal no sea castigado, es porque es un obtuso guerrerista. Nada ni nadie es perfecto, lo sabemos desde antes de nacer, pero la defensa de lo “perverso” con la disculpa de que nada es “perfecto” solo puede venir de la complicidad con el delito.

    Otros, enmascarados con una supuesta “neutralidad”, porque no sin ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario, les dirán que “hay que voltear la página” y “mirar hacia adelante”, prometiendo el “fin de la corrupción” pero al mismo tiempo patrocinando y avalando la impunidad para los peores homicidas de Colombia. Qué incoherencia y desvergüenza tan descomunal

    Que gracias al acuerdo de impunipaz nos hemos ahorrado cientos de muertos. ¡Extorsionistas! ¿Ahora resulta que matar gente era normal y si ahora no matan como antes les debemos un favor a los asesinos?

    También les dirán que el gobierno no ha sabido “vender el acuerdo” y no “entendemos sus bondades”. Todo lo contrario. Los colombianos no “compramos” cosas mal hechas y no somos brutos. Por eso ganó el NO en el plebiscito y el gobierno tiene que recurrir sistemáticamente al engaño y a violar la Constitución.

    La JEP es una monstruosidad, incluso con las modificaciones que tanto le dolieron al gobierno. Es la legitimación de que quien más incumpla la ley más beneficiado será, y que la política es para bandidos porque no importa delinquir y matar, sino quien tenga el fusil más grande.

    Hay que tumbar la JEP y se puede hacer. ¡A firmar!.

Comments are closed.