En el Gobierno de Iván Duque, la educación se convirtió en el sector con mayor presupuesto, pasando de $38,5 billones en 2018 a $49 billones en el 2022; es además, el segundo sector con mayor ejecución de regalías, con $2 billones, y $257 mil millones más de Obras por Impuestos, representadas en 482 iniciativas para dotación e infraestructura.

Todos estos recursos han permitido diseñar estrategias para la formación de docentes, el mejoramiento de los espacios de aprendizaje, la adopción de tecnologías y el intercambio de experiencias pedagógicas para fomentar trayectorias educativas en zonas urbanas y rurales.

Y como la educación no escapó al impacto de la pandemia, $187 mil millones adicionales se entregaron a los fondos de servicios educativos y $400 mil millones del Fondo de Mitigación de Emergencia (FOME) para cumplir con las medidas de bioseguridad. A estos recursos se sumaron $200 mil millones, que permitieron avanzar con 689 obras de mejoramientos rurales, $75 mil millones para financiar raciones del Programa de Alimentación Escolar (PAE) en Casa, y más de $600 mil millones el Fondo Solidario por la Educación, y la priorización en la vacunación de la comunidad educativa.

Actualmente, 1.596.431 niños en primera infancia cuentan con educación inicial, y en 2022 se espera llegar a 2 millones; el Gobierno pasó del 12% al 17% de matrícula básica y media con Jornada Única, 1.271.772 estudiantes, y la meta es llegar al 20% en 2022. A la fecha 276.766 jóvenes hacen parte del programa de Doble Titulación en modalidades virtuales y mixtas en distintas áreas, gracias al trabajo con el SENA y la articulación con el programa Misión TIC, en el cuatrienio serán 650 mil jóvenes. Al momento, 200.000 jóvenes han sido beneficiarios del programa Generación E y a 2022 llegaremos a 336.000; para contrarrestar el impacto de la pandemia, se creó el Fondo Solidario para la Educación, que integró recursos del Gobierno Nacional y los aportes gestionados desde gobernaciones y alcaldías para dar un apoyo a la matrícula de cerca de 669.000 estudiantes.
El Presidente Duque lanzó la política pública de gratuidad para los estratos 1, 2 y 3 que beneficia unos 695.000 estudiantes marcando un hito en el acceso a la educación superior en Colombia.

De otra parte, más de 107.933 maestros han sido apoyados y se hizo realidad el incremento salarial para cerrar la brecha, la bonificación docente y la evaluación y ascensos, se fortaleció el programa orientado a logros de aprendizaje, se creó la escuela de liderazgo y el sistema de Evaluar para Avanzar que atiende anualmente a más de 14.500 sedes, de las cuales el 74% están ubicadas en zonas rurales; entre 2019 y 2021 se entregaron 23.638.532 textos y guías, y se acompañó a 11.600 docentes de educación inicial; se creó la plataforma Aprender Digital, el canal educativo Mi Señal, el laboratorio de innovación de educación superior Co-Lab, el Plan Padrino de las instituciones de educación superior y la realización de evaluaciones de manera virtual del ICFES.

Finalmente, se avanzó en la ejecución de 1.207 proyectos de infraestructura educativa, por más de $4 billones -544 nuevos colegios o ampliación y 663 obras de mejoramiento de centros rurales-. Siempre tendremos muchos y nuevos retos educativos, como modernizar el sistema, continuar mejorando cobertura, calidad y pertinencia; pero indudablemente, el Gobierno ha hecho una gran apuesta por este sector que es fundamental para superar la pobreza, generar crecimiento económico y cerrar brechas.