Estimado señor Presidente,

Voté con mucho entusiasmo por usted y lo volvería hacer hoy sin dudas.

Teníamos todos clarísimo que su trabajo no era fácil y resultó mucho más difícil de lo que nos habríamos imaginado.

Yo veo que la mayor dificultad es que todos exigen mucho y, fuera de eso, cualquier decisión que tome tiene detractores con un alto volumen e influencia en los medios.

Señor Presidente, mi mayor deseo es que a usted le vaya bien porque, si a usted le va bien, a todos los colombianos nos va bien.

Tome las decisiones pensando en la colectividad, en los colombianos que queremos vivir y prosperar en este país; deje acercar las personas que les importe Colombia y no el poder; tenga espacios de tranquilidad para que pueda pensar y tomar las decisiones que correspondan al momento.

Me queda claro, que va a haber muchas decisiones que no van a ser fáciles, y mucho menos populares. Salvemos la democracia, la libertad y el orden.

Hablaré bien de todas las decisiones en las que acierte para empujar este país hacia adelante, y las demás… primero me haré la pregunta de cómo puedo ayudar en vez de salir a criticar.

Adelante presidente; hágale frente a esta tormenta y todas la que vengan; hay muchos que creemos en usted ; el hecho de estar parado poniéndole la cara a todas estas batallas ya lo hace un superhéroe.

Reciba un caluroso abrazo de solidaridad y aprecio por todo el esfuerzo que está haciendo por este país.

Evaristo Piedrahíta Vélez
Ciudadano colombiano.