Nuevamente el Gobierno Santos viola la independencia de poderes, el caso de Belén de Bajirá es competencia del Congreso de la República.