El Centro Democrático rechaza las acusaciones infames contra el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, por parte de la senadora Claudia López, del partido Verde. Ese tratamiento calumnioso y malintencionado violenta las formas en que se tramitan los temas en democracia.

José Félix Lafaurie es una persona con trayectoria limpia y honorable. Durante 13 años ha sido la cara visible de los miles de ganaderos, víctimas históricas de la violencia que hemos padecido.

Como presidente de Fedegán, no sólo es el vocero de los pequeños y grandes ganaderos que tienen preocupaciones sobre la manera cómo se está aplicando la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, lo que está ocasionando nuevas víctimas en el país, sino que tiene la obligación de defender esos intereses en escenarios legales.

No es de la democracia que el Gobierno Nacional ataque al representante de los ganaderos en el país cuando lo que debe hacer es atender y escuchar las preocupaciones que tienen. Esa actitud mezquina y sorda del Gobierno no construye escenarios de reconciliación sino que continúa fracturando al país.

Bogotá, 12 de abril de 2016