1.El anuncio de un acuerdo entre el Gobierno y las Farc para elevar a la categoría de acuerdo especial los acuerdos de La Habana es un Golpe de Estado a la democracia colombiana.
2. Elevar a la categoría de ‘acuerdo especial’, acuerdos que tratan múltiples materias, es usar indebidamente las normas del Derecho Internacional Humanitario.

3. Incorporar al bloque de constitucionalidad esos acuerdos es una violación de la Constitución Nacional y una imposición indebida e inaceptable.

4. Con la modificación de la Constitución desde La Habana, el Congreso se convierte en un actor pasivo y de carácter notarial para aprobar las concesiones del Gobierno a las Farc.

5. Reiteramos el llamado a la resistencia civil a esa imposición que desconoce el derecho de los colombianos a decidir si aprueban o rechazan que no haya cárcel para los culpables de los más graves delitos y que tengan elegibilidad política inmediata.

6. Frente al Golpe de Estado del Gobierno y las Farc contra el Estado de Derecho, Resistencia Civil pública, pacífica, argumentada y persistente para defender la democracia.

Bogotá, 12 de mayo de 2016