Las declaraciones de los cabecillas del grupo terrorista Farc en las que afirman que el expresidente Álvaro Uribe Vélez “es paraco” evidencian las verdaderas intenciones de los acuerdos de La Habana: pretender llevar a la cárcel al expresidente Uribe, a empresarios, a ciudadanos, a miembros de las Fuerzas Armadas y a todo aquel que se haya opuesto a la impunidad de los crímenes de las Farc, mediante el tribunal para la paz, cuyo mecanismo de selección de jueces será acordado entre el Gobierno y las Farc.

En los acuerdos de La Habana, están creando un tribunal no para administrar justicia, sino para ejecutar venganzas.

Bogotá, 21 de julio de 2016.