El posible ingreso de dineros de la firma Odebrecht a las campañas presidenciales de Juan Manuel Santos y Óscar Iván Zuluaga, puso a varios congresistas a pensar en la necesidad de hacer un revolcón inmediato al modelo de financiación de las campañas políticas.

La senadora Sofía Gaviria dijo que es urgente prohibir el uso de dinero privado durante el proceso electoral.

“Las campañas deben ser financiadas por el Estado, recortar absolutamente toda la financiación de los privados y dedicarnos a hacer un control muy juicioso de las campañas, pero siempre con dineros públicos”, manifestó.

La senadora Paola Holguín planteó un endurecimiento en los controles de ingresos y gastos en la época electoral.

“No hay rigor en el seguimiento a las cuentas, no hay rigor en el establecimiento de los topes que la ley tiene. Hay que fortalecer los mecanismos de control sobre la financiación de las campañas”, sostuvo.

La senadora Daira Galvis sostuvo además que debe existir un combate frontal contra la corrupción en todos los rincones del país.

“Hay que apretar es el tema de contratación, financiación de campañas, regular el tema de los lobistas y rodear la contratación administrativa de medidas que faciliten la transparencia”, señaló.

El propio presidente Juan Manuel Santos planteó la necesidad de que las campañas políticas sean financiadas con recursos del Estado.