Bogotá, 27 de abril de 2016(CD). La senadora Paola Holguín presentó ante la plenaria una constancia donde denuncia la complicidad del Gobierno Santos con el lavado de activos de uno de los mayores carteles de cocina del mundo, las Farc.

A continuación el texto de la constancia: 

“El 16 de abril, bajo el título ‘Unfunny money’, el diario británico The Economist publicó un artículo donde denunciaba que la organización narcoterrorista Farc tenía a 2012 activos por 10,5 billones de dólares producto de la minería ilegal, la extorsión, el secuestro y el narcotráfico.

Al día siguiente, Juan Manuel Santos le respondió al diario inglés diciendo que el Gobierno no tenía informes ocultos sobre los dineros de las Farc y que “se especulan muchas cosas y se arman muchos cuentos”, algo similar había afirmado en 2015, “no hay evidencias de bienes de las Farc en el exterior”.

Pero este lunes 25 de abril, el Fiscal encargado, Jorge Perdomo, sorprendió en rueda de prensa desde la Embajada de Colombia en Washington, cuando confirmó que el Gobierno sí tiene conocimiento de los dineros de las Farc, tal como consta en el Informe Ejecutivo de Resultados de la Evaluación Nacional de Riesgo de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo de 2013, elaborado por la UIAF, que estableció que el valor estimado de los activos y montos financieros en poder de las organizaciones criminares podría representar el 5.4% del PIB. Fuentes de la misma Institución aseguran que también se preparó un documento de respaldo en donde se afirma que las Farc tienen el 50% del total de la riqueza acumulada por actividades ilícitas en Colombia.

No solo la UIAF tiene información sobre la riqueza de este grupo criminal, el hoy Subsecretario de Estado Adjunto para Asuntos Internacionales Antinarcóticos de Estados Unidos, el ex embajador William Brownfield, ha afirmado que su país tiene ideas concretas sobre el dinero de las Farc, y la propia Fiscalía de Costa Rica, informó a las autoridades colombianas sobre el hallazgo de por lo menos 30 millones de dólares en propiedades de familiares de las Farc, especialmente del negociador Habanero alias Pablo Catatumbo.

Siendo así, el presidente Juan Manuel Santos se convierte en cómplice y encubridor de lavado de activos de uno de los mayores carteles de cocaína del mundo. Cometiendo un delito establecido en el artículo 441 del Código Penal: “Omisión de denuncia de particular. El que teniendo conocimiento de la comisión de un delito de (…) financiación del terrorismo y administración de recursos relacionados con actividades terroristas, enriquecimiento ilícito, testaferrato, lavado de activos (…) y omitiere sin justa causa informar de ello en forma inmediata a la autoridad, incurrirá en prisión de tres (3) a ocho (8) años”.

Es imposible pedirle a este grupo narcoterrorista que entregue este dinero para con él reparar a las víctimas cuando el Presidente de la República sale a negar ante la evidencia la existencia del mismo.

Por último, a quienes celebran la llegada del sicario, terrorista y narcotraficante alias ‘El Paisa’ a La Habana les recuerdo la frase de El Quijote “El hacer bien a villanos es echar agua al mar”.

(Fin)

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=b2wnmOC5I3M[/embedyt]