La mejor definición sobre lo que está haciendo Timochenko y Santos con Colombia, es un golpe de Estado, este es el comienzo de una dictadura, aquí se está rompiendo la Constitución, la ley y resquebrajando toda la institucionalidad.

Uno puede atreverse a decir esto porque hay muchos elementos que así lo demuestran. Primero, el Gobierno anunció que iba a introducir un articulo en el Acto Legislativo para la paz que se está discutiendo en el Congreso, los actos legislativos son para modificar, adicionar o derogar un texto constitucional, por lo tanto tienen que tener ocho debates en dos vueltas en Cámara y Senado, y en la segunda vuelta tienen que ser aprobados por mayoría absoluta. La Ley Quinta dice que lo que se debata debe ser presentado en la primera vuelta para que tenga consecutividad, meter este articulo sería inconstitucional.

El Gobierno dijo que van a convertir el acuerdo en un acuerdo especial humanitario. Un acuerdo especial humanitario es un acuerdo que va más allá del mínimo que establece el DIH pero no puede abarcar todo.

Uno no puede elevar a categoría de acuerdo especial el acuerdo entre las Farc y Santos porque ahí se están discutiendo muchísimos temas cuando el DIH sólo se refiere a humanización del conflicto.

Otra mentira del Gobierno, que esto puede entrar a formar parte del bloque de constitucionalidad. Este acuerdo no entre Timochenko y Santos no puede entrar a formar parte del bloque de Constitucionalidad.

Timochenko y Santos lo que están haciendo desde La Habana es una reforma constitucional, violando la propia Constitución.

El Procurador lo dijo sabiamente, se está revistiendo a La Habana de poderes constituyentes que no se los da ni el ordenamiento jurídico ni nosotros como pueblo.

Las mentes macabras y cínica de Santos y Timochenko lo que pretenden es que los acuerdos de La Habana sean una norma supranacional.

Hoy nos están violando la Constitución y la Ley, están suplantando al Congreso y se están burlando de la soberanía popular.

No nos pueden decir que Timochenko y su banda criminal por el solo hecho de asesinar, secuestrar y traquetear hoy van a suplantar el poder constituyente que tenemos como pueblo.

Entonces los asesinos y narcotraficantes más grandes de la historia de Colombia nos van a redactar la Constitución?

Lo que están haciendo en La Habana es estableciendo un nuevo orden jurídico, político, económico y social.

Solo Timochenko, Enriquito y De La Calle deben saber qué es todo lo que se ha negociado