El gobierno del presidente Iván Duque no ha propuesto ni aumentar la edad, ni el numero de semanas de cotización para pensionarse.

Mientras en un país hermano se protesta porque las pensiones representan entre el 30% y el 40% del salario, en Colombia en el sistema de Colpensiones, representan entre el 55% y el 80% del salario. No puede haber pensión por debajo del salario mínimo.

Y en el sistema de los fondos también está la garantía de que no puede haber pensión por debajo del salario mínimo, es lo que se llama ‘garantía de pensión mínima’.

En un país hermano protestan porque el trabajador tiene que pagar toda la cotización de pensiones, en Colombia la paga en su mayor parte el empleador.

Ojalá esta economía creciera dinámicamente para que esos sistemas remediales como los BEPS, el programa del Adulto Mayor, pudieran primero estar en una cuantía por encima de la línea de pobreza y posteriormente llegar al salario mínimo.

El problema colombiano es que muy pocas personas tienen pensión, entonces se necesita dinamizar la economía, crear empleo de buena calidad, empleo formal, que las personas puedan afiliarse a la seguridad social, al sistema pensional. Eso requiere una economía fraterna, una economía de mucho dinamismo en la inversión y de profundización en las políticas sociales.

Menos impuestos, mejor remuneración.