Mediante un comunicado la empresa Ecopetrol anunció que activó el plan de contingencia del Oleoducto Caño Limón-Coveñasal en la vereda Caño Claro en el municipio de Saravena, departamento de Arauca, tras registrarse un nuevo atentado.

Al momento del ataque el bombeo se encontraba suspendido sin embargo este ataque produjo rotura del oleoducto con derrame de crudo, el cual quedó contenido en el crátery en los alrededores del mismo.

La petrolera rechazó este ataque y reveló que, en lo corrido de 2019, se han registrado nueve atentados contra el oleoducto.