Más de 100 parlamentarios de 16 países de América y Europa rechazan injerencia de presidentes izquierdistas en el Perú.