En su intervención en la clase magistral del Foro de París por la Paz, el presidente de la República Iván Duque insistió en que es un deber moral no cerrar las fronteras, sino tener una política de brazos abiertos para permitirles a los migrantes venezolanos entrar a Colombia y encontrar oportunidades.

El mandatario dijo que la crisis migratoria venezolana se da porque Venezuela se encuentra sufriendo una tiranía por parte de personas que han destruido el aparato económico y han aniquilado las instituciones.

“Lo que necesitamos hoy en día es contar con un estado de protección temporal en diversos países, para que nosotros no tengamos que asumir toda la presión, sino encontrar también fondos para atender a los más necesitados”, sostuvo Iván Duque.