El expresidente de la República, Álvaro Uribe, llamó a los colombianos a firmar un documento en el que se diga ‘No Más’ a los delitos atroces, y se exijan sentencias condenatorias, así sea con condenas reducidas, a los culpables de delitos atroces.

De esta manera, Uribe explicó su propuesta de resistencia civil, que tanto revuelo ha causado en los últimos días.

La puja entre el Gobierno Nacional y el uribismo por la ya famosa ‘resistencia civil’ siguió tomando fuerza este miércoles. El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, por segundo día, volvió a hacer un llamado en tal sentido y solicitó que desde los municipios lideren ‘la resistencia civil’ contra la guerra.

Así se lo pidió Cristo a un grupo de más de cien alcaldes del Partido Liberal, que lanzaron en Bogotá una asociación de mandatarios para trabajar juntos en la solicitud de proyectos ante el Gobierno Nacional.

“Quisiera pedirles a todos ustedes que nos juguemos a fondo para consolidar el fin del conflicto, que hagamos una resistencia civil organizada a la guerra y no la resistencia que algunos pretenden hacerle a la paz, que los liberales sean el estandarte de una Nación sin conflicto”, manifestó el ministro, quien insistió en que al llegar el momento de la campaña por el plebiscito tenga ese apoyo.

Les recordó a los alcaldes, que contrario a como lo señala la oposición, que las reformas que plantea el proceso de paz son básicas para un mayor desarrollo de las regiones del país durante el posconflicto.

Del otro lado, el uribismo, insistió en distintos escenarios del Congreso que tienen derecho a promover entre los colombianos la ‘resistencia civil’ para oponerse a que se haga realidad los convenios a los que llegará el gobierno con la guerrilla de las Farc, porque los mismos están cargados de impunidad y desconocen la institucionalidad nacional, en especial a las Fuerzas Militares. 

En la Comisión II del Senado, precisamente se dio una discusión sobre el tema cuando se esperaba discutir un proyecto de ley, del Centro Democrático, en el cual se plantea dar beneficios jurídicos a los militares que sean investigados por presuntos delitos que hayan cometido durante actos del servicio.

La senadora uribista, Paola Holguín, controvirtió con el senador del Polo Democrático Iván Cepeda, por el llamado a esa resistencia civil.

Cepeda le increpó que el uribismo sólo pretende oponerse a la paz y mantener a los colombianos sumidos en la guerra, de la que recordó le gusta al jefe de esa colectividad, Álvaro Uribe.

Holguín le respondió que nadie habló de “rebelión contra el proceso de paz”, y le señaló que “aquí nadie ha llamado a la rebelión, llamamos a la resistencia civil, y no es contra la paz, es contra el proceso como está planteado hoy, porque es un proceso marcado por la impunidad, por la claudicación del Estado, y que por lo tanto traería nuevas violencias”.

En un entrevista dada al canal NTN, el expresidente y senador Álvaro Uribe, sostuvo que “le pido a los ciudadanos que nos integremos todos los que tenemos preocupaciones por la ya, muy próxima, entrega del país a las Farc, y que nos opongamos. Es mejor tener las dificultades de la oposición, que asistir a la entrega de nuestra democracia a las Farc”.