Muchos sectores en Colombia sentimos dolor y frustración por la reunión de Kerry con las Farc por varias razones:

Las Farc es la tercer, organización terrorista más rica del mundo, después de ISIS Y Hamás. Las Farc sigue en la lista de terroristas de EEUU, las Farc en Colombia continua secuestrando, reclutando menores y traficando droga.

Frustra que una Nación demócrata siente de tú a tú a un representante del gobierno con el cabecilla de una organización narcoterrorista.

Frustra que las Farc es el cártel de cocaína más grande en el mundo, Colombia ha derramado mucha sangre con una política anti droga que ha liderado Estados Unidos. Se extraña uno cuando ve que mientras que en Colombia han crecido en más de un 40% los cultivos ilícitos, y en más de un 50% la producción de cocaína, el Gobierno norteamericano se sienta con el cabecilla de este cártel de narcotráfico.

Sentimos dolor y frustración porque para nosotros EEUU ha sido una Nación aliada que nos ha ayudado en el combate de la criminalidad y hoy pareciera que legitima esa criminalidad sentándose de tu a tu con ellos.

Uno no puede tener doble moral, terrorismo es terrorismo, independiente de la nacionalidad de los terroristas y de las víctimas.

El proceso es muy distinto en Colombia de lo que ha vendido el gobierno Santos al mundo entero.

Creo que esta reunión a lo que lleva es a humillar a las víctimas de las Farc, a una nación que ha luchado contra el narcotráfico y el terrorismo, y adicionalmente lo que legitima es un proceso marcado por la impunidad.

Las Farc y el gobierno Santos habían dicho que el 23 de marzo firmaban el acuerdo, ahora dicen que esa no será la fecha.

Nos preocupa que el Gobierno norteamericano legitime el proceso porque:

  1. Como lo ha dicho HRW, es un proceso marcado por la impunidad, una impunidad disfrazada para quienes han cometido delitos atroces y de lesa humanidad, que no van a tener que pagar un solo día de cárcel.
  2. éste es un proceso marcado por la infamia, porque las farc está hablando como si fueran actores políticos y no quieren reconocerse como victimarios, por el contrario han dicho que ellos aquí son víctimas y que el principal victimario es el Estado.
  3. Nos preocupa que las Farc está exigiendo que el narcotráfico sea un delito conexo al delito político, eso quiere decir que no van a poder ser extraditados, van a tener elegibilidad política.

Nos preocupa los nexos que tienen las Farc con organismo internacionales de crimen, como los carteles de México.

Yo le pregunto al Gobierno de Estados Unidos si bajo estas mismas condiciones, si fuera ISIS, si fuera Hamás se sentarían de tú a tú con ellos?

El pueblo norteamericano hizo un esfuerzo fiscal, y parte de sus impuestos y del presupuesto de EEUU vinieron al Plan Colombia, un plan que permitió minar el poder del narcotráfico en el país, nosotros le agradecemos a los gobiernos de EEUU y a ese pueblo que nos ayudaron a fortalecer las instituciones, el tejido social y a combatir el narcotráfico con el peso de la ley.

Hoy con qué cara, con qué doble moral y con qué doble discurso el Gobierno de Estados Unidos, a través de su Secretario de Estado, da este espaldarazo a la mayor organización, al mayor cártel de cocaína en el mundo.

Lamentablemente la mayoría del congreso está de parte del Gobierno, apoyando un proceso de impunidad, de elegibilidad. La fuerza está en la calle, la fuerza está en un pueblo colombiano que no le quiere entregar el país al terrorismo. Por ahora el 2 de abril los colombianos se van a manifestar rechazando todo lo que viene sucediendo en el país y el mal gobierno, por ahora quienes hacemos oposición democrática vamos a continuar en el Congreso denunciando todo lo que se está haciendo mal en el país.