La última vez que el presidente Juan Manuel Santos visitó Medellín fue el pasado 9 de agosto, hace seis meses. Asistió al IV Congreso Nacional del Notariado Colombiano y gran parte de su discurso lo dedicó a defender el proceso de paz con las Farc. Ese día lideró un Consejo de Seguridad con las autoridades regionales.

El 28 de septiembre se desplazó a Rionegro, a la inauguración del Centro Aeronáutico de Mantenimiento de Avianca. Su discurso inició recordando la firma del acuerdo de paz con las Farc en Cartagena, y profundizó en los retos que se venían después del 2 de octubre para construir la paz en las regiones.

Después del plebiscito, el 12 de noviembre, el presidente regresó a Rionegro, al aniversario 97 de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC). Ese mismo día se entrevistó con el expresidente Álvaro Uribe y le informó del nuevo acuerdo con las Farc.

Antier regresó Antioquia y tras un Consejo Seguridad en Caucasia, informó sobre golpes a comercializadoras de oro ilegal en Medellín y Envigado.

¿Por qué el presidente Santos no volvió a la ciudad? Consultado por EL COLOMBIANO, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, dijo que prefería esperar y no hablar de eso. “Estoy esperando una cita con el presidente para hablar de los proyectos de inversión para Medellín”.

Concejales se quejan

El presidente del Concejo, Jesús Aníbal Echeverri (La U), afirmó que nunca ha visto a Santos con el deseo de ser un gran anfitrión de la ciudad, y de preocuparse por los problemas que tiene la región.

“Él se engolosinó en ese tema del proceso de paz. Los congresistas nuestros le deberían hacer un llamado para que se preocupe por la seguridad y la movilidad. No nos ha entregado los presupuestos de la Ley de Metros para el Cable del Picacho y el Tranvía de la 80”.
Echeverri agregó que le escribirá una carta a Santos y que pedirá las firmas de sus colegas, en la que le preguntarán qué significado tiene Medellín para él. “Acá ganó el No, pero sacamos una votación muy importante para elegirlo a él”.

Al respecto el concejal Jaime Mejía (CD), afirmó que Santos ha tenido gran interés en Medellín, pero en época electoral, y que las últimas visitas fueron en víspera del plebiscito. “Le solicitamos 400 mil millones de pesos para el Tranvía de la 80; nosotros aportamos 600 mil millones producto de la venta de Isagén, pero no se ha podido”.

Por su parte el concejal Bernardo Alejandro Guerra (PL) dijo que ante los problemas como el curador del Space, el cartel de la salud, los restaurantes escolares, es intranscendente si Santos viene o no, y que tampoco los tienen en cuenta en esas visitas.

“Sí le ayuda a Antioquia”

El senador Germán Hoyos (La U), dijo que después de agosto a Santos se le congestionó la agenda y se empeñó en salvar el proceso de paz, pero que nunca en la historia un presidente ha hecho tanto por Antioquia. Sobre si se podría tratar de un malestar por el triunfo del No en este territorio, Hoyos dijo que Santos actúa como un estadista y que de tenerlo, se evidenciaría desde el resultado de su reelección, pues en la ciudad perdió.

Según la senadora Nidia Osorio (PC), el presidente visita periódicamente la ciudad y da cuenta de una inversión muy significativa para Antioquia. “Por ejemplo: las autopistas de la montaña; los programas sociales. Él tiene mucho compromiso, pese a tanto maltrato e ingratitud del pueblo”.

El senador Alfredo Ramos (CD) sostuvo que el Gobierno sí se ha desquitado con la región, y eso se evidencia en la reducción del presupuesto de inversión y el incumplimiento en la ejecución de obras de infraestructura.

Para la senadora Paola Holguín (CD), el presidente Santos nunca entendió que se gobierna para el país, no sólo para los amigos, y que el erario no es su chequera privada.

Según Presidencia, por el momento no hay visitas programadas del presidente Santos a la ciudad.

¿Por qué no ha vuelto el presidente Santos a Medellín? Varios dirigentes aseguran que el mandatario ha tenido la agenda ocupada, otros dicen que por resultado del plebiscito tiene malestar.