La reforma constitucional que propone congelar el salario de los congresistas en 28 millones de pesos por cuatro años, se hundió por falta de tiempo.

Esta iniciativa sólo tuvo una aprobación en la Comisión Primera del Senado y el procedimiento establece que los actos legislativos deben tramitarse en ocho debates, cuatro en un semestre y los otros cuatro en el semestre siguiente.

Como el periodo ordinario de sesiones termina el 16 de diciembre, es evidente que no hay espacio suficiente para que la reforma pueda salir avante en sus tres debates restantes.

La senadora Paola Holguín, autora del proyecto, anunció que volverá a radicar la iniciativa el próximo año.