Agradezco de todo corazón al presidente Uribe, su generosidad al proponerme ser candidata de mi partido Centro Democrático a la Gobernación de Antioquia, a los empresarios y distintos líderes que desde diferentes sectores me manifestaron su apoyo para este enorme honor, que hoy no puedo aceptar, teniendo en cuenta que hace sólo seis meses me posesioné en el Congreso; además, por la compleja coyuntura nacional y lo reducida que es hoy la oposición; pero quedo a disposición para ayudar a construir un consenso, lo más amplio posible, con quienes creemos en los valores democráticos, la institucionalidad y las libertades, para buscar un candidato único que nos represente a todos.

Adicionalmente, hago un respetuoso llamado a los diferentes sectores, para que recuperemos a Medellín y logremos una administración seria, transparente y que resuelva los verdaderos problemas de Ciudad.

Hoy, debemos recobrar el orgullo por nuestra historia, la de los próceres Córdoba y Girardot, Liborio Mejía, Zea, Del Corral, José Félix de Restrepo, José Manuel Restrepo, Pedro Justo Berrío, Manuel Uribe Ángel, y otros tantos hijos de la montaña, bellamente descritos por Rafael Uribe Uribe; rescatemos el sentido visionario que permitió la construcción del Ferrocarril, del primer Metro, de los grandes túneles y de tantas megaobras; volvamos al sentido solidario que llevó a la creación de las cajas de compensación y valoremos la resiliencia que nos ayudó a superar las más oscuras épocas del narcotráfico.

Este momento requiere grandeza, generosidad y un sentido superior de Patria; requiere líderes que den respuestas, certeza y esperanza; requiere que nos unamos para construir desde la diferencia.

Medellín, 27 de diciembre de 2022