Diez años escuchando, aprendiendo, entendiendo y agradeciendo. Es hora de recoger la cosecha. Esto es imparable, La Siembra tiene olor a victoria.